Barbastro dice no a las agresiones sexistas

0
305

Ante la denuncia presentada este miércoles por un presunto delito de agresión sexual, el Ayuntamiento de Barbastro, reunido en junta de portavoces, expresa su más enérgica condena y rechazo a las agresiones sexistas y traslada su apoyo a la víctima y su entorno. 

El Ayuntamiento de Barbastro, a través del Área de Bienestar Social, siempre se ha luchado contra la violencia sexista a través de la prevención, mediante campañas informativas y publicitarias con las que llegar a todos los sectores de la población, y a través de charlas informativas con las que concienciar sobre esta lacra social.

Festival Castillo de Aínsa 2024 700×200
Apoyos conectados
Plan de Caza
Festival Vino Somontano Noticias

El pasado mes de agosto, el Ayuntamiento de Barbastro se adhirió a la Red Aragonesa de Entidades Locales Libres de Agresiones Sexuales (RAELLAS), creada por el Instituto Aragonés de la Mujer (I.A.M), en colaboración con el Instituto Aragonés de la Juventud (I.A.J), y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (F.A.M.C.P), y a la campaña “No significa No. Tolerancia cero con las Agresiones Sexuales”.

Durante las fiestas de Barbastro en honor de la Natividad de Nuestra Señora, el Ayuntamiento de Barbastro ha puesto en marcha una campaña a través de redes sociales dirigida a la población más joven bajo el lema #Solosíessí, intensificando así la difusión de los mensajes que inciden en la importancia de disfrutar de unas fiestas libres de agresiones sexistas de la campaña del Colectivo Feminista del Somontano, con la que también colabora el Ayuntamiento. 

Por su parte el Colectivo Feminista del Somontano quiso enviar un comunicado oficial:

Ni podemos ni queremos mirar a otro lado. Este primer día de fiestas, 4 de septiembre, ha terminado con una agresión sexual denunciada por una mujer. Da igual si la mujer es blanca, negra, gitana o paya; si es mayor o menor; si es de aquí o de allá. Es una mujer como cualquiera de nosotras que salió contenta a celebrar las fiestas y volvió a su casa sintiéndose el cubo de basura de algún hombre que decidió que pasarlo bien era poner su sexo de hombre por encima del nuestro y demostrarlo con violencia. 

Hoy hemos amanecido en Barbastro muy enfadadas, indignadas, cabreadas, porque sigue habiendo hombres que han hecho que una de nosotras sea maltratada sexualmente, pese a la labor encomiable de Interpeñas, que durante toda la noche estuvo ahí apoyando nuestro punto violeta. 

Por lo que sabemos la Guardia Civil intervino ayer rápido y lo agradecemos muchísimo. También agradecemos al alcalde su celeridad en comunicarnos lo sucedido, que no haya tapado ni ocultado nada y que no haya cometido el error de creer que en fiestas es mejor no hablar de lo que resulta desagradable, porque lo desagradable es la incertidumbre y humillante es descubrir que se ocultan historias de mujeres para que siga la fiesta. 

Denunciar una agresión sexual no nos ensucia, no nos hace menos personas, no nos quita dignidad ni respetabilidad. La mujer que ha denunciado es tan respetable como todas las demás personas que bailaban o cantaban o bebían esa noche y ha demostrado mucho valor para enfrentarse a una situación así de indeseable, levantar la cabeza y atreverse a denunciar. 

Si había o no agresiones antes o si se denunciaban más o menos, nunca lo sabremos, pero lo que sí sabemos es que aquí y ahora no vamos a callar nuestra voz. El feminismo nos ayuda como una linterna a descubrir el machismo cotidiano y como una linterna nos muestra lo que estaba escondido o tapado, dejando ver la suciedad. Nuestra campaña “SOLO SÍ ES SÍ” ha sacado a la luz que hay quienes no quieren que las mujeres seamos reconocidas en igualdad, esta noche lo han dejado claro, pero ya es tarde para vendarnos los ojos o haceros los locos.

Las mujeres de Barbastro no vamos a dejar de salir, no vamos a escondernos en casa, no vamos a renunciar a bailar ni a salir de fiesta. Las mujeres de Barbastro somos libres. Da igual nuestra orientación sexual, nuestra inclinación política, nuestra condición social, nuestro origen o nuestra edad. Las mujeres de Barbastro exigimos respeto a nuestra sexualidad, que nadie nos obligue por ser mujeres a tener sexo con nadie. Exigimos respeto hacia nuestro cuerpo porque nadie tiene que babearnos, rozarnos, tocarnos ni penetrarnos porque seamos mujeres. Exigimos bienestar porque somos ciudadanas y no es justo que crecer como mujer sea acostumbrarse a tener miedo. Exigimos justicia porque ninguna mujer se merece jamás ningún gesto de violencia por ser mujer. 

El Colectivo feminista de Somontano no puede devolver la sonrisa a esta mujer, tampoco puede borrar lo sucedido, ni puede volver atrás en el tiempo pero sí puede apoyar a esta vecina para que siga adelante con su vida y para eso el Colectivo feminista de Somontano pide a la ciudadanía de Barbastro discreción y respeto hacia esta mujer para que no sufra de nuevo la violencia machista a modo de miradas, comentarios o mensajes porque ninguna mujer que ha sido vejada debería tener que revivir lo sucedido. Finalmente queremos que Barbastro rechace la violencia sexual que se alimenta de los gestos machistas cotidianos y asalta por la noche en una esquina cuando ninguna mujer se lo espera. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.