Cerler celebra el Trofeo Pitarroy para los esquiadores más jóvenes.

0
845

 

 

La estación de esquí de Aramon-Cerler acogerá este fin de semana la disputa de la vigésimo primera edición del Trofeo Pitarroy, una prueba considerada desde hace ya varios años como el oficioso campeonato de España de esquí para las categorías inferiores que organiza el Cerler Aneto Esquí Club junto con la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno (FADI).

El Trofeo se prevé este año espectacular. «Hay que tener en cuenta que vienen los mejores esquiadores de todos los grandes clubes españoles y que el nivel de muchos de los participantes es muy alto, por lo que vamos a vivir un intenso fin de semana de excelente esquí» confirma Unai Güerri, director de la carrera, recordando que la competición está abierta a esquiadores de categoría alevín I y II, es decir, niños de ambos sexos de entre 8 y 12 años.

«Además –abunda Güerri- este año contamos con más de 360 inscritos, de 50 clubes de todo el país, y tanto las previsiones meteorológicas como el estado de la nieve no pueden ser más favorables». Como viene siendo habitual el Pitarroy tendrá un escenario de lujo: la pista Codornices del Sector del Ampriu, un trazado muy técnico y explosivo que tiene la certificación de la FIS para acoger pruebas de carácter internacional.

El calendario diseñado por la organización se inicia el sábado con la celebración de un Gigante en el que los participantes deberán salvar 30 puertas y proseguirá el domingo con un Súper Gigante con 25 giros, ambas carreras a una manga y con cuyos resultados se hará una clasificación final de la combinada.

Las pruebas comenzarán a las 9,15 horas y tendrán lugar en la citada pista homologada FIS Codornices. Como apuntan desde la organización, los pequeños esquiadores se deslizarán a la máxima velocidad por la pista con la presión añadida de saber que los errores no están admitidos y demostrando su alto nivel en esquí alpino durante dos días consecutivos.

«Todo lo practicado en horas y horas de entrenamientos reducido a una sola bajada» señalan los organizadores recalcando que el trofeo es «genuino esquí de competición». Una vez en meta, no obstante, el espíritu competitivo pasará a un segundo plano y dará comienzo la denominada “fiesta de la nieve” en la que tanto corredores y entrenadores como padres y visitantes serán partícipes de la emoción que se vive en las carreras.

La plasmación más evidente de esta fiesta de la nieve será el ya tradicional desfile del sábado por la tarde. Provistos de banderas y pancartas, los esquiadores recorrerán las calles de Benasque a partir de las 17,30 para concentrarse en el polideportivo y participar en una velada de hermanamiento y diversión con numerosas actividades y un sorteo de regalos para los presentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.