Concluye la delimitación del trazado del Camino de Santiago a su paso por Aragón, fiel al original

0
416

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha conocido el desarrollo de los últimos trabajos arqueológicos llevados a cabo en el Monasterio y Hospital de Santa Cristina, punto de entrada en la Península Ibérica de la ruta jacobea por antonomasia, el Camino Francés. El inmueble, cuyo origen se sitúa en el siglo XI, aparece mencionado en el Códice Calixtino como uno de los tres hospitales más importantes del mundo (los otros dos eran los de Roma y Jerusalén) y alcanzó su máxima expansión en el siglo XIII, llegando a poseer un amplio patrimonio.

Campaña atención primaria

La visita a los trabajos que han dejado al descubierto importantes vestigios, ha servido también para avanzar el acuerdo en la delimitación del trazado del Camino de Santiago a su paso por Aragón, objetivo largamente perseguido y que por fin se ha podido concluir gracias al trabajo de diversas instituciones que han colaborado estrechamente como el Gobierno de Aragón, la Confederación Hidrográfica del Ebro y los ayuntamientos de la zona de Yesa por los que transita el Camino.

Es en buena medida el trazado del antiguo Camino Francés, ruta mencionada en la Historia Compostelana y en el Códice Calixtino, con las alternativas necesarias para aquellos tramos del Camino que se han visto afectados por actuaciones antrópicas y naturales. Se trata de una ruta de gran valor cultural, que se potencia con iniciativas como esta y que a juicio del Presidente de Aragón, Javier Lambán, debe ser motivo de orgullo y digno de destacar que «el principal tramo del camino que coincide en un 80% con el original lo tenemos en Aragón».

Lambán ha mostrado su satisfacción por la coincidencia de ambos hitos: la conclusión de la última intervención de recuperación y la apuesta por la importancia del punto más relevante del Camino Francés (el histórico Camino de Santiago), como símbolo de la revitalización del itinerario por Aragón. La delimitación del trazado, que se publicará próximamente en el BOA, es un objetivo que se cumple después de muchos años de trabajos y disensiones. El siguiente paso será la señalización, que podría estar lista para la próxima temporada.

El presidente ha puesto en valor los amplios tramos de gran autenticidad y belleza con los que cuenta el camino, donde ahora culmina un trabajo de varios años en la delimitación del trazado (histórico y con sus alternativas cuando es necesario) para dar espaldarazo al tramo aragonés.

No en vano, sus singulares características como itinerario cultural histórico lo han hecho merecedor del reconocimiento nacional e internacional. En España, el «Camino de Santiago francés» fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1962. A nivel europeo, este y los caminos que transitan por Europa y desembocan en la Península para conducir a Santiago de Compostela fueron reconocidos como Patrimonio Cultural Común Europeo en 1993. Y a nivel internacional la UNESCO lo incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad también en ese año 1993. En Aragón, el Camino de Santiago está declarado Bien de Interés Cultural.

Doce excavaciones arqueológicas

Hasta la fecha se han realizado un total de 12 excavaciones arqueológicas, además de tres campañas de consolidación con vigilancia arqueológica, por lo que la presente campaña supone la decimosexta intervención, a instancias y con el respaldo económico del Gobierno de Aragón.

Tras un paréntesis de 12 años, el año pasado de 2021 se retomaron las excavaciones bajo la dirección de José Luis Ona, Héctor Arcusa y Mariví Pastor, que ahora termina. La inversión en 2022, semejante a la del año anterior, ha supuesto una inversión de 18.000 euros para arqueología y 11.500 para trabajos de consolidación de estructuras.

Ambas campañas han permitido enlazar la parte central del yacimiento, al sur de la iglesia, con las llamadas «habitaciones meridionales» excavadas entre 1988 y 1993, incluida la continuación de las investigaciones en la necrópolis bajomedieval intramuros, todavía en curso de excavación.

Se ha incidido en una zona donde las fuentes documentales y los anales del convento sitúan el «mesón», complejo de edificios levantado en los siglos XV-XVI con la finalidad de atender las necesidades de los comerciantes que atravesaban el puerto del Somport transportando mercancías entre Aragón y Bearne. El mesón fue incendiado en 1707 en plena Guerra de Sucesión y posteriormente desmantelado por la comunidad de los dominicos, propietarios desde comienzos del s. XVII del antiguo hospital.

Las dos últimas campañas han permitido ampliar el conocimiento de su planimetría al tiempo que se exhumaban nutridos materiales cerámicos, óseos y metálicos propios de un ambiente doméstico y hostelero. Destacan las numerosas producciones cerámicas de alfares franceses de los siglos XVI y XVII que convierten a Santa Cristina en un yacimiento arqueológicamente mixto, hispano-francés, atendiendo a la procedencia de sus materiales.

Y si según la tradición Santa Cristina comenzó modestamente con un pequeño refugio y una no menos sencilla capilla a fines del siglo XI, este año se ha localizado otro pequeño refugio fechado hacia 1876 –relacionado con los obreros que construían la carretera internacional- y que cierra el periplo arqueológico del yacimiento, ampliando 70 años más la historia de este enclave, que fue incendiado definitivamente en 1808 por el ejército francés al comienzo de la Guerra de la Independencia. Son pues al menos ocho siglos de intensa historia los que se depositan en este lugar que fue ensalzado por el «Códice Calixtino» a mediados del s. XII como «UNUM TRIBUS MUNDI», uno de los «tres hospitales más importantes de la Cristiandad».

Se ha exhumado la mitad del conjunto, destacando la totalidad de la iglesia, que conserva íntegramente la planta y parte de la cripta románica. Ha enriquecido su conocimiento el hallazgo de dos capiteles procedentes de la nave, aunque reaprovechados en otro muro, que permiten vislumbrar la historia artística de este templo erigido en la segunda mitad del siglo XII y que fue el modelo para la construcción de la bien conservada iglesia de Puylampa, en la Cinco Villas, dependencia de Santa Cristina hasta la Desamortización.

Delimitación del trazado del Camino

En la actualidad, el Camino de Santiago francés a su paso por Aragón conduce desde la frontera con Francia, en Somport, hasta el límite con Navarra, en la canal de Berdún. Sigue una ruta que enlaza hitos históricos vinculados con esta ruta de peregrinación (puentes, hospederías, albergues, ermitas, fuentes, etc.) con nuevas sendas que han debido adaptarse a la acción antrópica contemporánea.

Actualmente, no existe un camino físico que pueda identificarse por completo como el empleado por los peregrinos hasta Santiago de Compostela desde el s. XI, puesto que esta ruta dejó de ser masiva hacia el s. XVI y no se recuperó hasta bien entrado el siglo XX. La solución pactada contempla un total de 5,5 kilómetros del ramal sur que va en paralelo al camino original, al borde del embalse recrecido, por la zona de Berdún que unía con Ruesta y luego con Tiermas.

El Camino de Santiago está constituido por tres agrupaciones continuas:

El Camino de Santiago histórico, del que se conservan tramos intactos o escasamente modificados, lo que permite ofrecer una ruta física continua, de Somport hasta Puente la Reina. El Ramal sur va desde Puente la Reina hasta Ruesta, con el recorrido de reposición, debido al nuevo trazado de la carretera A-1601 por el recrecimiento del Pantano de Yesa.

La Variante para los peregrinos en el Camino de Santiago histórico es un camino físico cercano a los núcleos de población relacionados con el Camino de Santiago francés histórico. Algunos de estos tramos, si no su mayoría, ya son transitados por los peregrinos contemporáneos, quienes son los que dotan de significación a esta ruta: Paseo de los Melancólicos (Canfranc Estación), De torre de la Espelunca a puente de arriba de Canfranc pueblo; Localidad de Villanúa; De Aratorés a Villa Juanita.

El Camino que ofrece una continuidad al Camino de Santiago histórico francés a través de unos caminos, bien con orígenes históricos, bien creados ex novo.

-Ruta que prosigue por caminos históricos secundarios que unían poblaciones cercanas, desde la ermita de Santiago de Ruesta (Los Pintanos) al límite provincial de Navarra por Undués de Lerda.

-Ruta creada para dar continuidad al peregrino. Tramo en la zona de la carretera A-1601, ya prevista en la declaración de Impacto Ambiental de fecha 14 de agosto de 2010 del proyecto de Modificación tercera del Recrecimiento del Embalse de Yesa. Dicho tramo se construirá en los próximos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.