Diez obras siguen su curso en el municipio de Aínsa-Sobrarbe con una inversión de más de millón y medio de euros

0
99

La posibilidad de que las empresas de construcción vuelvan a la actividad ha reactivado diez obras en el municipio de Aínsa-Sobrarbe. Concretamente, el Gobierno de Aragón sigue con la ampliación del colegio y la rehabilitación de la iglesia de Castejón de Sobrarbe, mientras que por parte de la Diputación Provincial de Huescase está llevando a cabo la ampliación y la mejora de la carretera entre Arcusa y Aínsa, en el tramo entre Latorrecilla y Guaso.

En cuanto a las iniciativas del ayuntamiento, continúa la construcción de un centro cultural en Aínsa, los trabajos de accesibilidad a las oficinas municipales con la instalación de un ascensor y la ampliación del matadero municipal para albergar más capacidad de almacenamiento de frío. Además, se está acondicionando la accesibilidad al parking del cruce de carreteras con una acera para peatones, a la vez que se reanuda la construcción de unos baños públicos en el salón social de Latorrecilla, la instalación de alumbrado público en Coscojuela de Sobrarbe y el cambio de las puertas de la sala de caballerizas del castillo.

La inversión que contempla todas estas obras sobrepasa el millón y medio de euros, que para un municipio pequeño y con un presupuesto de 3 millones de euros, es una cantidad muy considerable. No obstante, en la próxima semana van a comenzar doce nuevas obras, como la construcción de una nueva instalación en la piscina para atención sanitaria, el rejuntado de las baldosas del vaso y la limpieza de la piscina. Otras actuaciones previstas son el pinchado, aireado y resiembra del campo de fútbol, la construcción de aceras para acceder a la escuela infantil, la adecuación del salón social de Latorre y una plataforma para colocar contenedores de recogida selectiva en Gerbe.

A todo ello, se sumarán la mejora del camino de las huertas de Arro, la colocación de farolas en varios puntos de Aínsa, la instalación de barandillas en Guaso, Olsón y Banastón (en el barrio de Usana), la reforma del cuarto de limpieza del colegio público Asunción Pañart y la mejora de los abastecimientos de agua de Guaso, Gerbe y Paúles de Sarsa.

El tejido empresarial del municipio ha agradecido notablemente la inversión pública que aporta trabajo y liquidez para afrontar esta difícil situación. Además, agradecen que los pagos se realicen en menos de una semana. En los próximos días se continuarán adjudicando obras enumeradas en el presupuesto aprobado para el año 2020 con el objetivo de seguir generando economía en un momento crítico para las empresas. Es tiempo para que las administraciones aporten, desde su posición, todo lo que puedan para ayudar a fomentar empleo y seguir cubriendo servicios básicos, como es el caso del extenso municipio de Aínsa-Sobrabe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.