Educación pospone al verano de 2022 el arreglo de la techumbre del colegio de Graus

0
100

En una reciente reunión extraordinaria del Consejo Escolar del colegio público Joaquín Costa de Graus, la directora provincial de Educación, Amparo Roig, comunicó a los representantes de la AMIPA del centro que las obras de rehabilitación integral del tejado del colegio que estaba previsto que hubieran comenzado hace unas semanas se van a posponer hasta el próximo verano de 2022.
La reunión, celebrada en el ayuntamiento grausino, contó con la presencia de la alcaldesa de la localidad, Gema Betorz, quien –como los integrantes del consejo escolar- escuchó cómo la directora general argumentaba unos motivos presupuestarios para licitar de nuevo la obra y señalaba que los técnicos de su departamento habían reevaluado la situación y aconsejan ahora realizar las obras sin la presencia de alumnos en el colegio cuando hasta hace bien poco el departamento de Educación había sostenido que estos trabajos no tenían por qué alterar el curso lectivo ni las actividades docentes y que existían varios precedentes que garantizaban su viabilidad aún con el curso escolar en marcha.
La nueva política con respecto a estas obras en el colegio de Graus pospone, pues, la entrada de la maquinaria y el comienzo de la obra a principios del próximo verano. Igualmente, la directora provincial anunció en la reunión que se sigue con el proceso de adjudicación de la obra licitándola de nuevo y demandó a los padres que revisen el estudio realizado hasta ahora animándoles a incorporar datos sobre riesgos, medidas de prevención y otros aspectos que pudieran mejorar el proyecto. Así mismo, se puso a disposición del Consejo Escolar la posibilidad de solicitar información específica a los técnicos sobre el proyecto ya que ninguno de ellos estuvo presente en la reunión para solventar las posibles dudas y se informó de que próximamente volverán estos técnicos a Graus para reevaluar la situación del el tejado y tomar medidas necesarias para garantizar su estabilidad en los próximos meses. Y revisar la situación de unas goteras activas detectadas en la tercera planta del edificio.
Por otra parte, Amparo Roig anunció también que a comienzos de enero está previsto que se pueda reubicar en cuatro aulas módulo equipadas con mobiliario, sistema de frío y calor y ordenadores a los alumnos de 3º y 5º que actualmente reciben sus clases fuera del centro escolar al estar clausurada su tercera planta. Se pretende así evitar la actual dispersión de los alumnos y normalizar en cierta manera la impartición de las clases en el complejo escolar ya que estos módulos se ubicarán en una zona del patio del colegio. Igualmente, Educación y el Ayuntamiento conceden el permiso para habilitar, en caso de necesidad, las zonas ajardinadas aledañas al colegio para la realización de las clases de educación física y el disfrute de la hora del recreo de los alumnos de Primaria, siempre con las adecuadas medidas de seguridad.
Este retraso en el acondicionamiento de la techumbre del colegio ha creado una fuerte polémica en Graus y ha motivado que el PP local haya presentado una moción de repulsa para su debate en el próximo pleno municipal. En ella, los populares recuerdan que el pasado 6 de septiembre Graus se despertaba con la noticia del desprendimiento de una parte del falso techo del centro -«lo que obligaba a suspender las clases en la tercera planta y a realojar a los alumnos en diferentes instalaciones municipales»-, una situación que, entienden, ha estado motivada por circunstancias tanto de naturaleza técnica, ya que desde hace tiempo es conocido que es «imperativa» su reforma integral, pero también de naturaleza política por lo que la moción considera como una orquestación y oportunismo político en clave electoral de este tema frente al anterior equipo de gobierno municipal que ellos encabezaban.
«Es importante señalar que el pasado 3 de junio, la directora provincial de Educación, acompañada del gobierno municipal en una foto a las puertas del colegio, anunciaba la inminente ejecución de las obras de sustitución de la cubierta, estableciendo un plazo para la ejecución de las mismas que abarcaba todo el primer trimestre lectivo del presente curso». Es decir, subrayan los del PP, se pretendía, «supuestamente», realizar las obras con los niños en clase y jugando en el patio del colegio, «y todo ello, según sus palabras, con el aval de los técnicos».
La moción señala que, sin embargo, este pasado 22 de octubre se anunciaba desde la Dirección Provincial de Educación una nueva licitación del proyecto –que había quedado desierto en una primera instancia- y que su ejecución se posponía hasta el verano de 2022 «porque ahora, los mismos técnicos que supuestamente habían avalado la ejecución de las obras en periodo lectivo, desaconsejaban, por motivos de seguridad, que se realizasen con los niños en el colegio».
Un «despropósito», recalcan los populares grausinos para quien es «incomprensible» el silencio del gobierno municipal y el de una comunidad educativa que se manifestó en reiteradas ocasiones contra la anterior alcaldía exigiendo la inmediatez de unas obras que educación pretendía entonces cargar al ayuntamiento grausino «sembrando así la confusión y la desconfianza entre la comunidad educativa». El PP abunda en que, una vez que se produjo el cambio de gobierno en el ayuntamiento, «y después de años de dar largas», la situación da un giro radical y en octubre de 2019 se anuncia que el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón ya había redactado el proyecto para la reforma integral de la cubierta del colegio con un presupuesto de 151.645,63 euros.
No obstante, dos años después el proyecto sigue sin ejecutarse y, como pronto, las obras no se iniciarán hasta el próximo verano de 2022. Por ello, en la moción presentada el PP exige reprobar la gestión realizada por la Dirección Provincial de Educación y Personal, «precisamente por su falta de intención política y determinación a la hora de gestionar y realizar esta obra durante los últimos seis años, dilatando la misma hasta final hasta el verano de 2022 y ocasionando graves inconvenientes a la comunidad educativa del Centro Público Joaquín Costa de Graus». También demanda lamentar y reprobar «la complicidad y el silencio» del equipo de gobierno municipal y que el Ayuntamiento solicite un informe técnico que valore la seguridad de las medidas de realojo del alumnado y del posible riesgo de caída total o parcial de la techumbre sobre la planta bajo cubierta, de las inferiores, o incluso de los lugares donde se van a habilitar los barracones y las zonas de tránsito en los aledaños del edificio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.