«El cáncer no te puede parar»

0
358

¿Quiénes son Alejandro y Sergio? 

Bueno, somos hijos del pueblo que por cosas de la vida (por trabajo) hemos acabado viviendo fuera. Aunque eso no nos impide volver al pueblo con bastante asiduidad. 

A: Personalmente soy informático, pero mi principal hobbie son los deportes y el ciclismo en particular. Cuando no estoy trabajando o con alguna obligación, es fácil que me encuentres encima de una bicicleta.

S: En mi caso soy profesor de sociales de secundaria, y mi principal hobbie sencillamente es… no estar parado. Hago deporte (el fútbol siempre fue mi preferido, aunque ya hace años que colgué las botas), y actualmente practico fútbol sala, pádel y salir a correr; y con la excusa de participar en carreras (de 21k y alguna maratón) aprovecho a hacer viajes lúdico-gastronómicos. También participo en organizaciones sin ánimo de lucro y/ alguna ONG local, colaborando en aquellas actividades que puedo.

¿Cómo, cuándo y por qué se os ocurrió organizar este evento?

Los 2: La idea surgió antes de la pandemia, pero debido a ella acabó paralizada hasta hace algo más de un año. Los motivos son claros, todos tenemos algún familiar, amigo o conocido  que está o estuvo afectado por algún cáncer, y aunque sabemos que hoy en día la gente está mucho más concienciada que antes, consideramos que lo fundamental es, no solo visibilizarlo y hablar de ello, sino plantear actividades que todo el mundo pueda hacer y que ayuden a recaudar fondos para la investigación; ya que sólo con ella, se conseguirá algún día que esta enfermedad pueda ser erradicada. Además de esto y puesto que nuestro pueblo es pequeño y en invierno suele haber pocas actividades, pensamos en buscar una actividad solidaria que diese vida al pueblo durante un fin de semana. Nuestra idea inicial era fijar la fecha durante las Navidades y, aunque sabíamos que por climatología no era la mejor época; sí lo era para la gente del pueblo que, como nosotros, viviese fuera y volviese de vacaciones. Nuestra intención era hacerlo entre Nochebuena y Nochevieja, pero como ambas coincidían en sábado, decidimos moverlo para el siguiente sábado, que era 7 de enero, y siendo post-Reyes, sabíamos que también habría mucha gente dispuesta a colaborar.

¿Cómo se organiza un evento solidario?

Los 2: Obviamente hay que tener muchas cosas en cuenta, aunque al no ser un evento competitivo, evitas tener que lidiar con las federaciones. El ayuntamiento nos ha dado todas las facilidades y los voluntarios, que han sido muchos, han sido claves en esta tarea. También es necesario mucho material, lo hemos limitado al máximo, de forma que los costes no supusieran ningún impedimento, y que todo el dinero de los participantes fuese donado de manera íntegra.

Por último, está el tema de coordinar y organizar a los participantes,  a los voluntarios y buscar actividades para entretener a toda la gente del pueblo, para lo que tiramos de contactos estrechos, que nos lo pusieron muy fácil. 

Para este evento pensamos en una difusión basada en RRSS, incluido el proceso de inscripción, aunque para motivar a la gente con menos control sobre ellas, habilitamos unos días donde los participantes podían inscribirse presencialmente en el ayuntamiento.

¿Habéis encontrado ayuda y colaboración entre vuestros vecinos para organizarlo?

Los 2: Por supuesto, es imposible organizar algo de esta magnitud sin el apoyo de mucha gente. Podríamos decir nombres, pero sobra decir qué teníamos más voluntarios para colaborar en el control del tráfico e inscripciones en el día de los que realmente necesitamos. Del mismo modo, no solo hablamos a nivel individual, sino que las mismas asociaciones del pueblo se han volcado en colaborar en beneficio de todos. Sin duda, podemos considerarnos un pueblo muy solidario; y eso se demuestra en todos los eventos que se hacen a lo largo del año, y en los cuales siempre hay una gran participación, lo cual nos hace sentir muy orgullosos.

¿Quiénes han sido los participantes?

Los 2: El ritmo de inscripciones fue lento al principio, incluso llegando a preocuparnos por una baja participación. Pero desde el comienzo de las navidades hasta el mismo día del evento las inscripciones fueron aumentando de ritmo día a día. Incluso el mismo día agotamos los dorsales extra que preparamos y tuvimos que imprimir más. Al final contabilizamos 250 participantes; la gran mayoría del pueblo, pero tuvimos visitas de varios pueblos cercanos. El grueso de los participantes prefirió andar, pero tuvimos valientes que se decantaron por correr u otros por rodar en bici, llegando un participante a realizar 100km en el día.

Durante las 12 horas en las que la mochila no paró de moverse seguramente habrá pasado de todo, ¿hay alguna anécdota que marcara la jornada?

Los 2: Posiblemente la mejor anécdota es que 5 minutos antes de comenzar el evento estábamos sin bandera porque no nos gustó como había quedado la que teníamos preparada. Cambiamos rápidamente y parece que la cosa funcionó porque no dio ningún problema en todo el día. Además, conseguimos que no parase ni al mediodía cuando menos afluencia de participantes hubo ni durante las actividades.

250 participantes para ser una primera edición, la verdad que no está nada mal, ¿qué opiniones habéis recogido?

Los 2: Sinceramente, muy buenas. Tanto por parte de los participantes como de los colaboradores. Por lo que nos hicieron saber quedaron muy contentos, lo que personalmente nos alegra y satisface enormemente. Ahora, pasados unos días, esperamos recoger valoraciones y aportaciones para mejorar en todo aquello que podamos, y hacer que las próximas ediciones todavía sean mejores.

Se ha logrado recaudar 1.500€ que van a ir íntegramente para la Asociación Española Contra el Cáncer, imaginamos que debéis estar súper contentos…

Los 2: Por supuesto, pero ya estamos pensando en superar esa cifra en próximas ediciones. Hay que tener en cuenta que los participantes adultos donaban un importe solidario al inscribirse y los niños estaban exentos, por lo que, aparte de las inscripciones, recaudamos bastantes donativos extras. También hay que recordar que todo lo donado en el día iba íntegro a la AECC y los gastos relacionados con los costos del evento salían de otras aportaciones.

¿Qué sensaciones os ha dejado la jornada? ¿Con qué recuerdo os quedáis?

A: Personalmente, me pareció que salió redondo. Hubo mucho estrés los días previos con los preparativos, pero a partir de las 9 todo fue perfecto, salvo algún momento puntual con tráfico o el despiste con los horarios de algún voluntario que se solucionaron enseguida. Quizás el único momento de pánico fue cuando empezó a caer una fina lluvia que quedó en algo puntual.

S: Como bien dice Alejandro, salió todo tan bien que incluso las 12 horas se hicieron cortas. Es más, tanto él como yo, nos ausentamos menos de 1 hora para ir a comer, por lo que estuvimos casi toda la jornada. Y mi recuerdo es ver a la gente andar desde las 9 de la mañana, conversar con ellos tomando  un café, disfrutar y cansarme haciendo aeróbic o incluso bailando y echando unas buenas risas,…la verdad es que se notaba que todo el mundo se lo estaba pasando bien, y eso es fantástico. Porque como digo siempre, no hay nada mejor que pasárselo bien con la gente que quieres y en el lugar que quieres; y si encima es por una buena causa, ¡perfecto!.

Esta ha sido la primera edición, ¿tenéis pensado repetir en los próximos años?

A: Sin duda, de partida ya contábamos con preparar un evento que se asentase en el pueblo y fuese un acto más del periodo navideño, pero tras la buena acogida está claro que vamos hacia la segunda de muchas ediciones.

S: Ahora el problema será que el listón del primer año está muy alto, y conociéndonos, vamos a ser muy autoexigentes, así que tendremos que empezar a preparar la próxima con más tiempo…¡Os esperamos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.