El Festival Castillo de Aínsa celebra su XXXII edición con vocación de «kilómetro cero» y apostando por la música de raíz

0
249

La esperada programación del Festival Castillo de Aínsa se ha hecho pública en Huesca de la mano de Agustín Muñoz, concejal de cultura del ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, Joaquín Pardinilla, nuevo director del encuentro anual, y Paco Paricio, coordinador de las actuaciones teatrales, acompañados de la diputada delegada de cultura de la Diputación Provincial de Huesca Maribel de Pablo.

Este año, un total de veinticinco espectáculos repartidos durante el mes de julio darán dinamismo y color a la Villa Medieval de Aínsa, Abizanda y Santa María de Buil. Ha sido precisamente este enclave del Biello Sobrarbe el lugar elegido para el pórtico del Festival que, con la actuación de Ensemble XXI, formación camerística afincada en Monzón, tendrá el privilegio de inaugurar el calendario festivo. Desde el 2 de julio se sucederán así los conciertos, las funciones de teatro, los talleres y las exposiciones hasta llegar al 30 de julio, fecha en la que se presentará oficialmente la 50º edición de La Morisma.

Esta vez y tras dos complicados años de pandemia el Festival retoma su apuesta por la música, siendo los cabezas de cartel el grupo madrileño Morgan, el guitarrista estadounidense Eric Gales y el dúo catalán compuesto por María Arnal i Marcel Bages. Se incide de la misma manera en los estilos tradicionales y de raíz, dando especial cabida a músicos sobrarbenses y también de Aragón (Ana Diáfana, Marko Zaragoza, Olga y los Ministriles, Almalé…), pero sin descuidar la presencia de artistas de diferentes puntos de España y del mundo (ejemplo de ello son los cabezas de cartel, Hermanos Cubero o Zaruk).

En ese sentido, el director Joaquín Pardinilla ha explicado durante la presentación la voluntad de que el proyecto se prolongue en el tiempo «siendo un festival de kilómetro cero y con la música recobrando su identidad primigenia para promover un festival transversal, abierto y cercano». También ha expresado su objetivo a futuro de hacer del Festival «un lugar al que la gente acuda a ciegas, confiando en la calidad de la programación, algo en lo que trabajaremos en los próximos años para conseguirlo».

No obstante, la programación teatral continúa teniendo protagonismo, en especial el orientado al público familiar, siempre participativo edición tras edición. Algunos de ellos, además, estrenarán una nueva sede del Festival Castillo de Aínsa: La Casa de los Títeres de Abizanda. De este modo, Búho Teatro y Jesús Parra amenizarán las mañanas del 3 y del 10 de julio en esta localidad, mientras que propuestas como las de El Mono Habitado y Patri Coronas se darán cita en el Patio del Museo.

Paco Paricio, responsable de dicha programación, ha celebrado durante su intervención la incorporación de la Casa de los Títeres de Abizanda como nueva sede, «propuesta que aceptamos desde el primer momento, y estamos encantados de seguir colaborando con las propuestas de teatro, dando pasos hacia delante, recuperando la esencia y haciendo que la cultura nos llene de identidad».

La mirada hacia el territorio y la puesta en valor de la sabiduría popular repiten con dos actos organizados para tal fin: Mujeres que Cuentan – el acto de clausura por excelencia – y Más sabe la diabla, en el que se produce una conversación entre el público y la protagonista invitada. Emilia Puyuelo, vecina de Aínsa, ha resultado ser la elegida, involucrada en la conservación y la promoción de variedades hortofrutícolas locales a través de la asociación Arto un Paso Atrás.

El Festival Castillo de Aínsa ha sido siempre el reclamo turístico ideal para comenzar la temporada de verano. Agustín Muñoz, concejal de cultura, ponía de manifiesto «la excelente acogida que cada año tiene el Festival, llenando los recintos de públicos de todas las edades y procedencias. Esperamos que nuevamente nos vuelvan a elegir como el destino de sus vacaciones y que disfruten de toda la programación que con tanto cariño hemos preparado». Del mismo modo, ha hecho hincapié en la importancia de la cultura, «con la música y el teatro en concreto, tan necesarios e imprescindibles para el desarrollo del municipio y de la Comarca de Sobrarbe».

Por su parte la diputada de cultura Maribel de Pablo ha destacado la figura de Joaquín Pardinilla, «un hombre dedicado a la música y vinculado a Sobrarbe que desde luego es la persona idónea para asumir la dirección en esta nueva etapa del Festival Castillo de Aínsa». Ha recalcado, por otro lado, el cartel de músicos «que no nos dejarán indiferente a nadie» y las actuaciones familiares y otras complementarias «que son señas de identidad del encuentro cultural».

Cabe destacar que la XXXII edición del Festival Castillo de Aínsa tendrá como escenario principal el foso del Castillo, un lugar amplio pero acogedor, con aforo para 700 personas, que permite evitar la masificación de los espectáculos al mismo tiempo que facilita la extensión de la programación hasta convertirse en la más ambiciosa de su historia. Las entradas y bonos se pondrán a la venta el próximo martes 3 de mayo, salvo las de Morgan que ya están a la venta a través del sitio web del Festival. Próximamente se darán a conocer incorporaciones que en estos momentos están ultimándose.

La puesta en marcha de esta nueva edición del Festival ha sido posible gracias al patrocinio de la Diputación Provincial de Huesca y del Ministerio de Cultura y Deporte. La cita cuenta también con la colaboración de la Comarca de Sobrarbe, que a través del Festival Internacional de Cine Documental y Etnográfico Espiello permite que algunos trabajos puedan proyectarse en el marco del evento anual de Aínsa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.