El V SoNna Huesca programa artistas emergentes de Europa, Africa y América

0
76

Casi un tercio de los artistas programados en el V SoNna Huesca proceden de más allá de nuestras fronteras políticas y no tanto culturales. Desde el Mediterráneo llegan Daniela Pess (Italia), Ana Lua Caiano (Portugal), Aïta mon amour (Marruecos) y Matthieu Saglio Quartet (Francia). Desde el otro lado del Océano, Soema Montenegro (Argentina), Caribefunk (Colombia) y Anna Trea (Brasil). Y desde el Sahel africano, el Trío da Kali (Malí). Son propuestas exquisitas y poco conocidas en nuestro país, salvo alguna excepción. Los paisajes sonoros que su música evoca nos trasladarán mentalmente a aquellas tierras porque su música emana directamente de sus paisajes, que acuden en el SoNna Huesca a encontrarse con los nuestros.

Festival Vino Somontano Noticias

Tras el fin de semana inaugural del 29 y 30 de junio, con marcado acento gallego (Mercedes Peón, Uxía…), el primer sábado de julio el poblado de Cardiel (Fraga), viejo escenario de rodajes de Spaggetti Western, recibirá a la argentina Soema Montenegro, que encontrará en el Bajo Cinca un trozo de su Patagonia. Desde Buenos Aíres, Soema mezcla con su original poesía los sonidos y las imágenes de la selva, el desierto y la montaña. Investigadora de la voz latinoamericana, Soema Montenegro recupera y enseña la voz ancestral, la indígena; el canto resonante, nativo y urbano, que emana del paisaje. A menudo se refieren a ella como una poeta-chamana.

También del otro lado del Atlántico provienen los conocidos colombianos de El Caribefunk, que ya han visitado tierras aragonesas en su eterna gira mundial y que en esta ocasión visitarán el imponente salinar de Naval el domingo 14 de julio. Trovadores nómadas del Caribe, esta banda colombiana lleva once años de trayectoria musical con cinco álbumes de estudio y una nominación a los Grammy latinos de 2020. Su proyecto busca captar el espíritu de los ritmos del Gran Caribe, con una sonoridad de corte funk y una consciencia de sus orígenes africanos. Funk-cho Salas (etnomusicólogo) y Andrés Mordecai nos invitan a viajar desde su Cartagena de Indias natal a Cuba, Puerto Rico, Martinica, San Andrés y Guadalupe. El medio de transporte es el funk, el bullerengue, la cumbia y el porro, el konpa haitiano e incluso el soukous africano; los ingredientes que, dicen ellos, tiene el mestizaje colombiano.

Anna Trea y Daniela Pess

Para la siguiente artista internacional habrá que esperar al primer fin de semana de agosto, que tendrá doble entrega. El sábado, 3, Anna Tréa tocará en los Llanos de Planduviar (Broto) y la italiana Daniela Pess lo hará el domingo, 4 en el sendero El Cornato de Pineta (Bielsa).

Cantante, multi instrumentista, compositora y arreglista con fuertes influencias de la música de Bahía en su ADN, la brasileña afincada en Cataluña Anna Tréa combina su voz aireada con la rítmica de su guitarra para crear un estilo propio. Su lenguaje corporal, resultado de sus años de danza, teatro y percusión corporal, completa la musicalidad de un repertorio que mezcla ritmos brasileños con otros mundiales como folk, groove, flamenco o ritmos africanos. Anna Tréa es conocida por haber participado en 2023 en el programa La Voz de Antena 3, donde cautivó a coaches y público.

Por su parte, Daniela Pess (Cerdeña, Italia) ofrecerá al día siguiente un concierto matinal en los bosques del valle de Pineta, donde su voz adquirirá una fuerza especial. Daniela Pess se adentra en una dimensión única del lenguaje para definir un nuevo arquetipo musical. Enigmática como un oráculo, nos transporta por un rito iniciático, acercándonos a la fascinación y a los lugares mágicos de la música. Sus temas se desarrollan como flujos sonoros más que como canciones y parecen dibujar la música de una ceremonia celebrada en un futuro remoto y alucinante. Una música familiar en las líneas melódicas vocales que hunden sus raíces en la tradición sarda, de donde ella es originaria.

Música ancestral africana

El 9 de agosto, el turno será para Aïta mon amour, el trío marroquí que actuará en la ermita de San Medardo de Benabarre. Su proyecto musical gira en torno al arte de Aïta, la música de las Chikhates, mujeres cantantes y curadoras en una tradición marroquí que se remonta al siglo XII. Aïta mon amour es el nombre de la nueva creación de Widad Miama, en colaboración con Khalil Epi, en el que rescatan del olvido esta antigua poesía para hacerla resonar en la era contemporánea y digital. Fiel al espíritu y a la fuerza de los orígenes, Aïta mon amour es una apuesta fuerte, conmovedora, un viaje a la historia de aquellas mujeres que Widad ha sabido encarnar. Ella es la digna heredera, la última generación de Chikhates.

Y sin salir de tierras africanas, el Trio da Kali visitará el 17 de agosto la Bodega Laus de la D. O. Somontano. Trio da Kali es una formación de destacados músicos de la cultura mandinga del sur de Mali que provienen de un linaje distinguido de griots, esos bardos, poetas guardianes de la tradición oral del Oeste africano. Fodé Lassaa Diabaté, Hawa Kassé Mady Diabaté, una de las más bellas voces de Mali y Mamadou Kouyaté enarbolan la antorcha de la tradición griot, a la que aportan estilos de interpretación contemporáneos. Trio Da Kali nos descubre las raíces de esta música, una de las más refinadas y sublimes del continente africano y recupera un repertorio olvidado o descuidado que les fue legado por sus antepasados. Los de Mali nos descubren la asombrosa riqueza del cancionero mandinga, que ha sobrevivido el paso del tiempo durante siglos.

Francia y Portugal

Para cerrar la programación en el mes de agosto, el sábado 31 tocará en la Finca Valonga de Belver de Cinca el Matthieu Saglio Quartet. Francés afincado en Valencia, Matthieu Saglio, es uno de los violonchelistas más apasionantes  de su generación. De formación clásica, fue precursor de la introducción del violonchelo en el flamenco con el grupo Jerez-Texas. La formación que presenta en el SoNna Huesca es el Matthieu Saglio Quartet, en la que estará acompañado de los franceses Christian Belhomme (piano y teclado) y Léo Ullmann (violín) y del valenciano David Gadea (percusión). Los dos primeros han participado con Saglio en su último trabajo, Voices (2023), una selección de composiciones mezcla entre jazz, clásico, flamenco y músicas del mundo, que llega después de su aclamado El camino de los vientos (2020), con más de 8 millones de escuchas en Spotify.

Y por último, el domingo 1 de septiembre, el SoNna Huesca recibe en el parque de la ermita de San Bartolomé de Altorricón a la portuguesa Ana Lua Caiano, una exploradora de la fusión entre la música tradicional portuguesa y la electrónica. La compositora crea melodías que remiten a la tradición con coros, armonías y cánones, a las que se fusionan los sintetizadores y los ritmos y sonidos tomados de la vida cotidiana en un formato “one woman show”. Ana Lua Caiano teje piezas delicadas con hilos antiguos y contemporáneos. Composiciones complejas atravesadas de loops y ritmos que incorpora para crear espacios para su voz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.