Las condiciones y el mantenimiento del vehículo centran la nueva campaña de control en Aragón

0
70

Desde hoy y hasta el 22 de noviembre se realiza en Aragón una campaña de control intensivo de las condiciones de los vehículos, al objeto de reducir la siniestralidad y sus consecuencias; concienciar a los conductores de la importancia que tiene el cumplimiento de las normas sobre Seguridad Vial y sus consecuencias, y corregir las conductas contrarias a la legislación vigente.

Se canto covid19 entre noticias

Con la llegada de la época otoño-invernal las carreteras aragonesas se ven afectadas durante determinados periodos por fenómenos meteorológicos adversos en especial nevadas, hielo, granizo o lluvia que dificultan las condiciones de vialidad.

Esta dura climatología extendida en su conjunto, la orografía propia del terreno y el amplio número de carreteras que sufren restricciones, exige una exhaustiva atención a las condiciones de los vehículos que circulan por las mismas en lo referente a elementos básicos de seguridad tales como: neumáticos, alumbrado, señalización e ITV.

Estos elementos básicos de seguridad son fundamentales en la seguridad de la conducción y,  su incumplimiento, causa principal y potenciadora del riesgo de sufrir accidentes.

Durante estos días, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales que se sumen a la campaña prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo: neumáticos, luces, señalización…

Según un estudio realizado por Tráfico, el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo. En comparación con los turismos de hasta 4 años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los turismos de 15 a 19 años.

Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.

Los neumáticos constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. También se encargan de que la dirección del recorrido del vehículo sea la deseada por el usuario  y de la amortiguación de las imperfecciones del pavimento. 

El adecuado mantenimiento y la correcta utilización de los mismos resultan fundamentales para lograr una mayor seguridad vial. Es recomendable que la profundidad de las ranuras del neumático tenga como mínimo 3 milímetros.

También es necesario comprobar regularmente la presión del neumático en frío y la rueda de repuesto, así como  revisar posibles fugas de aire por las válvulas. El tapón de la misma constituye un elemento de estanqueidad, por lo que su uso es imprescindible.

La finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de  ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa.

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, se aconseja prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas. 

La inspección técnica de los vehículos es fundamental para la seguridad vial. 

Está demostrado que los fallos técnicos de los vehículos contribuyen de forma decisiva a los accidentes. 

En esta campaña colabora también el servicio de inspección de la Dirección General de Transportes del Gobierno de Aragón con el transporte de mercancías y el uso correcto de los tacógrafos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.