Los habitantes de los valles pirenaicos reclaman más medidas del Gobierno de Aragón

0
307

En un comunicado suscrito por todas las asociaciones empresariales pirenaicas, los agentes económicos de este territorio han demandado una mayor presencia del tejido empresarial en la toma de unas decisiones que, entienden, tienen que ser rápidas y mucho más ambiciosas que las planteadas en la reunión celebrada en el Gobierno de Aragón el día 13 de enero para analizar las posibles medidas de ayuda a la crítica situación vivida a raíz de las medidas sanitarias por la COVID-19 en el Pirineo aragonés.
Estas asociaciones, las del Valle de Benasque, Sobrarbe, Valle de Tena, las dos de La Jacetania y Alto Gállego con el apoyo de la Asociación Aragonesa de Empresas de Turismo Deportivo, la Asociación de Empresarios de la Sierra de Guara y la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia de Huesca, agradecen al Gobierno de Aragón la realización de la citada reunión, el intercambio de opiniones, la búsqueda de soluciones y el que se tuvieran en cuenta sus propuestas en lo que se refiere a las medidas sociales con la creación de un plan de empleo específico «para aquellas personas que, con motivo de la no apertura de las estaciones de esquí u otras actividades de temporada, no han podido trabajar la presente temporada y no están amparadas por ninguna figura de protección». Valoran también muy positivamente la puesta en marcha de una futura mesa de trabajo en inversiones estratégicas en el territorio.
No obstante, consideran que estas y otras propuestas aprobadas para relanzar la economía en el sector turístico invernal «no son suficientes» y que los agentes políticos participantes en el encuentro se han olvidado a un tejido empresarial de este territorio que cree imprescindible la toma de decisiones rápidas por parte de la DGA en la línea de explorar y trabajar conjuntamente todas las posibilidades de ayudas a las empresas.
En el comunicado inciden en la necesidad de habilitar ayudas directas, a través de incentivos fiscales, de incentivos al consumo y mediante un rescate por zona especialmente damnificada por las circunstancias actuales, análoga a la figura de zona catastrófica. «Es imprescindible –señalan- llegar a decisiones consensuadas, a través de una mesa de trabajo, para que sean efectivas» recalcando que las empresas son las generadoras de puestos de trabajo y, de facto, el grueso de las existentes en el Pirineo aragonés «se encuentran cerradas o en pérdidas desde principios de otoño, puesto que al ser territorios de poca población y con una economía basada en el turismo, sector actualmente paralizado, no existe consumo que permita su subsistencia». Por ello, entienden que si no se les ayuda a superar este momento, «cuando la crisis sanitaria acabe el tejido empresarial estará destruido y los pueblos del Pirineo muertos».
Otra de las vías de actuación conjunta por la que apuestan los empresarios es la de trabajar en la permeabilidad de los confinamientos en los valles pirenaicos, igual que se está haciendo en otros territorios españoles, en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan. Y para ello consideran que se debe analizar diferentes posibilidades para permitir esta movilidad y el acceso hacia segundas residencias y establecimientos hosteleros realizando las debidas reservas y registros o mediante la compra de un forfait de una de las estaciones aragonesas condicionado a la situación sanitaria del municipio de origen y destino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.