Los socios más jóvenes de Montañeros de Aragón visitan la grausina ermita de Los Templarios

0
744

 

El pasado sábado, Montañeros de Aragón organizó una actividad para sus socios más jóvenes que les llevó a las tierras de la Baja Ribagorza. Concretamente, al entorno de Graus donde se acercaron para visitar la conocida en la zona como “ermita de los templarios”: unas majestuosas ruinas de un templo de estilo románico que el saber popular vincula con los enigmáticos caballeros medievales.

Montañeros de Aragón contó con la colaboración del Centro Excursionista de Ribagorza, CER, para organizar esta excursión en la que participaron una treintena de expedicionarios, en buena parte jóvenes de entre 7 y 14 años, que disfrutaron enormemente con la experiencia. Los jóvenes estuvieron acompañados, porque así lo marcan las condiciones en que se celebran este tipo de excursiones, por sus padres o adultos responsables y contaron con la presencia del secretario del CER, Carlos Bravo, como cicerone de una marcha que les permitió conocer algunos rincones bastante desconocidos incluso por los habitantes de Graus. Como, por ejemplo, los dos hornos de cal que se encuentran en una hondonada cercana al mirador de Las Planas, uno de los puntos por donde discurre el camino habitual entre la villa ribagorzana y la ermita que era el punto culminante de la excursión.

Los participantes iniciaron la marcha poco antes de las diez de la mañana desde la Plaza de San Miguel contigua a la iglesia parroquial grausina y, además de los citados hornos de cal, pasaron por la fuente del Torroc, ascendieron por el camino de La Piedra Plana y se sumergieron en la umbría del bosque de la Ubaga de Grustán antes de llegar a la ermita de Los Templarios, que les sorprendió, y volver a Graus para regresar a comer a Barbastro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.