Miguel Gracia: “la recuperación de la truficultura permite mantener puertas abiertas en la zona rural”

0
233

La comarca de la Ribagorza es la zona con más hectáreas de cultivo de trufa negra en la provincia de Huesca, uno de los territorios con mayores problemas demográficos del Alto Aragón y en el que el cultivo de la tuber melanosporum ha supuesto un pequeño revulsivo. “Esta actividad es hoy en día la principal fuente de ingresos de decenas de familias. Su recuperación es un ejemplo del importante impacto que tiene el sector primario ya no sólo a nivel económico, sino también en lo que se refiere a la creación de empleo cualificado y recuperación de población. Ha permitido mantener las puertas de las casas abiertas que corrían el peligro de sumarse a esas tantas que han ido cerrando en zona rural”. 

Son palabras del Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, que esta ha participado junto a la alcaldesa, Gema Betorz, en la inauguración del Mercado de la Trufa de Graus. Miguel Gracia ha recordado que la truficultura estuvo abandonada durante muchos años, “pero su recuperación, impulsada por el empeño de un pequeño número de productores, unido al de las administraciones, que hemos apoyado desde el inicio a quienes deciden apostar por la trufa negra, la han convertido en un producto que nos diferencia como territorio”. 

En la actualidad, la provincia de Huesca cuenta con cerca de 400 truficultores, que trabajan casi 1.700 hectáreas de cultivo distribuidas en 777 plantaciones. En la Rigaborza se encuentran prácticamente la mitad de ellas, 366, seguido de La Hoya de Huesca, con 125 plantaciones.

La localidad de Graus ha vuelto a marcar el inicio de la temporada trufera con la celebración de la tercera feria dedicada a este hongo y, por la tarde, la inauguración del Mercado de la trufa en fresco y al detalle. La alcaldesa de la localidad, Gema Betorz, ha explicado que este es 

Betorz ha agradecido “el apoyo que brinda la Diputación Provincial de Huesca a los productores de esta comarca, y también del resto de la provincia, con ayudas al cultivo y a la instalación de regadío en sus plantaciones”. 

Unas ayudas que también recibe la Asociación de cultivadores y recolectores de Aragón, organizadora de la cita, tanto para la organización de cursos de formación para sus asociados así como para actividades dirigidas, entre otros aspectos, a la difusión del producto. Su presidente, David Royo ha apuntado que este es “el único mercado de la trufa en España que abre semanalmente durante la campaña para la adquisición de este producto recién recogido del campo y su degustación en diferentes composiciones gastronómicas”. 

Durante varios fines de semana, ha señalado, “la cita atrae a personas que no solo vienen a comprar trufa, sino que se quedan a conocer el entorno. Estamos hablando de un foco de atracción que se convierte en motor turístico y, como se ha visto, también económico”. Royo ha agradecido el apoyo prestado por las administraciones, que a su juicio “está ayudando a frenar la despoblación y revertir esta situación el algunos municipios”.

El Mercado de la trufa fresca de Graus abrirá de 19,00 a 22,00 horas los sábados 10 y 17 de diciembre, 14, 21 y 28 de enero, todos los sábados de febrero y el 4 y 11 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.