ORDESA Y MONTEPERDIDO: Excursión botánica para presentar ‘Flora de las cumbres de los Pirineos’

0
295

6/AGOSTO/2020/JUEVES/DEPORTE

El jueves, 6 de Agosto, se presentará en el Monte Perdido (P.N. de Ordesa) el libro «Flora de las cumbres de los Pirineos» editado por PRAMES y que ganó el premio a la edición del certamen «Félix de Azara” en su última edición de 2019. La presentación se hará mediante una excursión botánica guiada por los autores con salida a las 7h desde el Refugio de Góriz. A dicha excursión quedan invitados todos los montañeros que quieran unirse y durante la misma, se explicará el interés de la flora alpina y la idoneidad de la montaña pirenaica para su reconocimiento y disfrute.

El libro «Flora de las cumbres de los Pirineos» obtuvo el premio a la edición de la Fundación Félix de Azara en 2019 y está avalado por el Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC), el Observatorio Pirenaico del Cambio Climático (OPCC) y el Herbario JACA desde el que se ha coordinado el trabajo de edición. Este libro compendia de forma original y completa la flora alpina de los Pirineos.

La flora alpina reúne alrededor de 1000 plantas vasculares (la cuarta parte de todas las de la cordillera) entre las que se encuentran las de mayor interés biológico, biogeográfico, ecológico y de conservación por su delimitación en un territorio (el piso alpino) cuya superficie queda restringida al 4% del de toda la cordillera y constituye la única representación de dicha región (Región Alpina) en la Península ibérica. Cerca de la mitad de dicha superficie está situada en el Pirineo central de Huesca y constituye uno de los principales valores naturales y el más exclusivo en cuanto a su valor ecológico de nuestra provincia. El 90% de la flora alpina se puede reconocer en los Pirineos de Aragón o de Cataluña aunque un número muy alto de plantas también habita en las otras regiones de los Pirineos.

El magnetismo de la alta montaña  y el afán de descubrimiento de flora y fauna han atraído desde hace dos siglos a naturalistas y geógrafos y es, un destino preferente para profesionales y aficionados a la Naturaleza. Además, el piso alpino constituye un laboratorio natural extraordinario para estudiar la afección y la respuesta de plantas, animales y sus biocenosis al  calentamiento del clima que incide en nuestra cordillera de forma especial. Por otra parte, la intensa actividad humana en continua aceleración  afecta ya a las cimas más altas y alejadas y exige de forma urgente una llamada de atención al respeto y salvaguarda del entorno alpino muy vulnerable y exclusivo en nuestro país en las cumbres pirenaicas.

Al interés estrictamente científico y de conservación, hay que añadir el de un número creciente de aficionados a la fotografía de la naturaleza o, simplemente a su observación atenta como complemento al placer de caminar en la montaña más allá del puro afán deportivo del alpinismo tradicional. También entre los montañeros más audaces crece la curiosidad de conocer las plantas que deslumbran su recorrido. A todos ellos va dirigido este libro con el afán de contribuir al desarrollo en nuestra provincia de un turismo de naturaleza con un extraordinario potencial en el territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.