Preocupación en la Alta Ribagorza por el servicio de atención sanitaria

0
589

Los responsables municipales de Benasque, Castejón de Sos y Montanuy recibieron días atrás la visita del gerente del Salud en el área dependiente del Hospital de Barbastro, Víctor Vallés, y de varios responsables en temas de Sanidad del Gobierno de Aragón para analizar la preocupante situación en que se encuentra la atención sanitaria en zonas como ésta de la Alta Ribagorza que en la temporada veraniega sufren un considerable incremento de la población ante la falta de personal que pueda reforzar los servicios de atención a unos pacientes que se multiplican. Una problemática que se ve agravada por el hecho de que muchos facultativos con plaza en la zona disfrutan también en esta época de sus períodos vacacionales lo que conlleva una disminución de unas plantillas operativas ya de por sí insuficientes porque no hay sustitutos para cubrir estas vacantes lo que obliga a los profesioonales que se quedan en los centros de salud a incrementar su desempeño laboral.
El alcalde de Castejón de Sos, José Manuel Abad, reconoce que todos los veranos de los últimos años se está repitiendo esta circunstancia y que existe un problema «más que evidente» que fue el que motivó la visita de Víctor Vallés. «Nos comentó que se trata de un problema estructural y que no tiene fácil solución a corto plazo porque no encuentran personal que pueda asumir estas necesidades veraniegas», comenta Abad.
Es más, el gerente del Salud les planteó a los alcaldes de la zona la posibilidad de que esa falta de personal pudiera afectar en momentos puntuales a los servicios sanitarios o las guardias de Castejón de Sos o Benasque, extremo este que se ha conseguido subsanar. «Yo no sé los equilibrios que han debido de hacer en el Salud para cuadrar los organigramas, pero se comprometieron con nosotros en que iban a mantener el servicio advirtiéndonos que, en Benasque en concreto, se podían quedar dos días colgados en agosto, pero al final lo han podido solucionar», tercia el alcalde benasqués, Ignacio Abadías.
No obstante, ediles y gerencia del Salud son conscientes de que el problema de fondo existe y tiene una muy difícil solución en el corto plazo ya que no hay médicos suficientes en Aragón para cubrir estas situaciones. «Están en ello, pero es un problema estructural porque no hay facultativos y porque la afluencia de visitantes en estos meses es brutal», señala Abad quien se muestra «muy preocupado» porque entiende que la zona no se puede permitir el lujo de perder servicios ni calidad de vida de sus residentes.
Fuentes de los sindicatos profesionales del sector reconocen también que no hay una solución fácil por la falta de personal facultitivo en todo Aragón y la ausencia de atractivo que para muchos de los posibles candidatos a poder ocuparlas tienen unas plazas en el mundo rural que les garantizan escasamente dos o tres meses de trabajo y les ocasionan unos gastos de desplazamiento desde su lugar de residencia habitual que pueden ser considerables o de alojamiento, en las zonas turísticas como la Alta Ribagorza, especialmente onerosos en época veraniega. «Pero no es una situación exclusiva de las zonas turísticas como el Valle de Benasque o Aínsa; nos los encontramos en cualquier lugar del Pirineo y en poblaciones de cierto tamaño como Graus y si nos vamos a Teruel o a muchas zonas de la provincia de Zaragoza pasa exactamente lo mismo», señalan desde los sindicatos sanitarios.
«No tenemos ánimo de criticar el sistema, porque ahora mismo no tiene sentido, pero hemos de ser conscientes de lo que nos estamos jugando; entendemos que la ciudadanía debe saber que existe ese problema, que se está intentando arreglar la situación pero no podemos olvidarnos que supone una tremenda hipoteca para nuestra vida cotidiana e, incluso, para el desarrollo económico y social de esta zona», sostiene Abad quien, al día siguiente del encuentro con Vallés, convocó un Consejo de Salud en el que estuvieron presentes los representantes de los municipios afectados y del personal sanitario adscrito a los centros de salud de la Alta Ribagorza y en el que se pusieron encima de la mesa estos asuntos «para que todo el mundo fuera consciente de lo que está en juego».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.