Primer paso para la construcción del nuevo depósito de agua de Cerler

0
287

La solicitud a la Confederación Hidrográfica del Ebro de una concesión de aprovechamiento de aguas públicas subterráneas por parte de la empresa Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque S.A. supone el primer paso para la construcción de un nuevo depósito de agua en Cerler que subsane definitivamente los problemas de suministro que periódicamente padecen en la actualidad los vecinos del núcleo y de la urbanización colindante cuando, en fechas vacacionales o de temporada de esquí, se incrementa la presión humana y la consiguiente demanda de agua.
La empresa ha demandado el aprovechamiento de la toma de tres manantiales de los que se captará un caudal máximo de 10, 10 y 15 litros por segundo respectivamente, situados los dos primeros en el paraje de Puimestre y el tercero en la zona de Belarta. Los demandantes señalan que el agua se destinará al abastecimiento del núcleo histórico de Cerler y de las urbanizaciones contiguas –para una población equivalente de 11.780 personas- con un volumen anual de 380.000 metros cúbicos.
Una noticia que ha sido acogida de forma positiva en el municipio aunque, como recuerda Ignacio Abadías, el alcalde benasqués, esta solicitud es un trámite «normal» y previo a cualquier actuación tendente a construir el nuevo depósito. «La buena noticia –sentencia- sería que se hubiera resuelto positivamente sobre la adjudicación de caudales y tuviéramos el anuncio en firme del inicio de los trabajos en el nuevo depósito».
Aún así, para Abadías, este trámite no deja de suponer «un paso adelante» para solucionar un problema que parecía eternizarse y que estaba –de hecho todavía está- ocasionando numerosos problemas a los vecinos, residentes temporales y visitantes de Cerler, bien que minimizados estos últimos meses por los cierres perimetrales y el propio cierre de la estación de esquí que han impedido la llegada de numerosas personas al pueblo y a la urbanización colindante.
El actual servicio de agua ocasiona múltiples inconvenientes, sobre todo en la zona de la urbanización que se alimenta de un pequeño depósito específico para ella que está situado en la parte más alta del pueblo, mientras que el resto de la localidad se surte de otro más dimensionado a las necesidades del vecindario.
Los promotores de esta urbanización –la empresa Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque S.A. integrada ahora en Aramón- habían previsto realizar la pasada primavera de 2020 unas obras de ampliación del citado depósito que no se pudieron llevar a cabo porque la crisis del coronavirus alteró todos los planes. Un proyecto que ahora se revitaliza con esta demanda que se espera en Cerler continúe en breve con el comienzo de unos trabajos de ampliación del depósito y canalización de las aguas largamente esperados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.