Abizanda, La Fueva, Aínsa y la Asociación por la Promoción y el Desarrollo de Sobrarbe se unen para impulsar el regadío en el sur de la comarca

0
203

Los alcaldes de La Fueva, Abizanda y Aínsa-Sobrarbe han firmado un convenio con la Asociación por la Promoción y el Desarrollo de Sobrarbe con el fin de contratar la redacción de un anteproyecto que dé salida a una histórica demanda del territorio: modernizar las infraestructuras de regadío que garanticen el abastecimiento de agua, incluido el de boca, y asegurar el buen desarrollo de las actividades del sector primario, así como facilitar el asentamiento de población y la posible creación de nuevas empresas agroganaderas en la zona.

Vacunación gobierno de aragón

La superficie incluida en el anteproyecto abarca 1.997 hectáreas, siendo 1.106,90 de Aínsa, 712,40 de Abizanda y 177,70 las pertenecientes al municipio de La Fueva. El coste del anteproyecto lo asumen los propios ayuntamientos en función de la superficie aportada por cada uno de ellos. De esta manera, El ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe invierte 12.006 euros, el de Abizanda 7.727 y el de La Fueva 1.926 euros, alcanzando un total de 21.659 euros. La iniciativa esta considerada por los consistorios de utilidad pública e interés social y ha sido previamente aprobada por sus respectivos plenos.

Según Joaquín Lalueza, portavoz de la Asociación por la Promoción y el Desarrollo de Sobrarbe, este organismo de reciente creación «surgió de la necesidad de que los particulares empujaran por un proyecto que diera pie a los políticos a seguir con la iniciativa. Actualmente tenemos unos 50 socios, queremos doblar esa cantidad, y hemos conseguido la colaboración de los ayuntamientos para al menos tener un anteproyecto que nos diga si es viable regar y hasta dónde».

Dicho anteproyecto ha comenzado a redactarse por parte de la empresa Agricultura Técnica y Desarrollo Rural S.L «y es un primer paso bastante importante para nosotros, porque de salir adelante asentaría el futuro de una zona muy despoblada, con cero industria, poco turismo, y que sobrevive básicamente de la poca ganadería y agricultura que queda», concluye Lalueza, apuntando que estos avances persiguen ser algo más que «regadío puro y duro», para convertirse en un objetivo más ambicioso de desarrollo y supervivencia del territorio.

Por su parte Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa, ve en este propósito de modernización del riego una oportunidad para ayudar en el abastecimiento de los pueblos del sur de la comarca, «que a pesar de estar ubicados junto a un pantano tienen auténticas dificultades en épocas estivales. Con el cambio climático ha descendido la cantidad de agua en manantiales y fuentes y estas infraestructuras solucionarían los problemas de abastecimiento, además de dar respuesta a una reivindicación que lleva muchos años encima de la mesa como es la posibilidad de regadío en zonas cedentes de agua para regar en otros lugares de la provincia de Huesca».

Javier Labat, alcalde de Abizanda, se manifiesta en esa misma línea confirmando que «supondría un antes y un después a nivel agrícola en nuestro territorio. Además, es una franja de altitud muy demandada debido al cambio climático para el cultivo de leñosos por ejemplo, y las obras de regadío asegurarían, por un lado, la producción de forrajeras y, por otro, la tranquilidad en cuanto al agua de boca, que ya la tendríamos de por vida». Labat considera igualmente que dar este salto cualitativo «podría dar pie a la creación de industria agroalimentaria, puesto que sin asegurar cosecha esta no se puede implantar en el territorio, y es una zona en la que la pluviometría no es muy abundante».

Se suma a estos deseos Ramón Laplana, alcalde de La Fueva, manifestando que «es una obra que reclaman los vecinos de la zona afectada por el embalse de Mediano, y creo que sería de justicia que las administraciones intervengan para beneficiar a los que en su día fueron perjudicados cuando se construyó el embalse. Es una obra que creo que generaría riqueza en el territorio, y a los que se dedican al sector de la agricultura y la ganadería les aportaría estabilidad y mejores posibilidades de alimentar a los animales».

Así pues, los implicados se felicitan por haber puesto en marcha una compleja maquinaria con la que esperan, en un futuro próximo, recabar apoyos de las administraciones superiores y lograr que el regadío en Sobrarbe sur sea una realidad capaz de trascender los papeles e ilusionar a un territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.