Larga vida a la literatura. Un año más, Barbastro ha aunado su apuesta por la cultura y la literatura en el acto de entrega de los premios de la edición de 2022 del Certamen Literario de Barbastro, con más de medio siglo de historia, una circunstancia que destacaron todos cuantos han intervenido en la gala celebrada en la tarde de ayer en el Centro de Congresos de Barbastro.

Menchu Gutiérrez, LIII Premio Internacional de Novela Ciudad de Barbastro por ‘La ventana inolvidable’; Juan Vicente Piqueras, LIV Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola por ‘La habitación vacía’; y Elena Chazal, XII Premio de Nobela Curta en Aragonés Ziudá de Balbastro por ‘Quan tornen’, presentaron sus obras ganadoras en una tertulia literaria moderada por el escritor barbastrense Manuel Vilas, miembro del jurado del Premio de Novela. Previamente, los tres escritores recibieron el reconocimiento como ganadores de la edición de 2022, al igual que Francisco Javier Fernández Pérez, Premio Internacional de Relato de Humor Hiperbreve Joaquín Coll-La Mueca del Pícaro; y los jóvenes galardonados en el XXIII Premio de Narrativa Escolar, Marina Eito, Claudia Mayoral y Clara Altemir en la categoría 15 a 18 años, y Sofía Diez, María Lacoma y Marcos Fantova, en la categoría de 12 a 14 años.

Todos ellos recibieron el diploma acreditativo de manos del alcalde de Barbastro, Fernando Torres, la concejal de Cultura, Blanca Galindo, y el escritor barbastrense Manuel Vilas, integrante del jurado del Premio Internacional de Novela Ciudad de Barbastro, así como el reconocimiento y aplauso del público en una gala que reunió a jurados, autoridades, familiares y amigos de los galardonados, además de a un numeroso grupo de participantes en las tertulias literarias de la ciudad.

“Nuestros premios de literatura son una seña de identidad de nuestra ciudad. Barbastro es una ciudad en la que la cultura es una parte muy importante de la vida de los barbastrenses, algo que queda patente en toda actividad o iniciativa cultural que se lleva a cabo”, afirmó en su intervención Blanca Galindo, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barbastro, que avanzó también la continuidad en 2023 del Festival Literario celebrado en mayo en torno al fallo del Certamen Literario. “Esta entrega de premios sirve de colofón a este año, en el que hemos disfrutado de la primera edición del Festival de Literatura Barbitania, que ha nacido con la pretensión de acercar nuestros premios a todos los barbastrenses y, a su vez, traspasar fronteras, objetivo que se consiguió gracias al compromiso de mucha gente”, recordó. Agradeció la labor “de mis predecesores” en la historia de un Certamen Literario que también debe mucho a “los lectores. Todos vosotros hacéis que estos premios sigan cumpliendo años”, concluyó la edil responsable del Área de Cultura, que excusó la presencia de la coordinadora de los Premios, María Ángeles Naval, que por motivos profesionales no ha podido asistir en esta ocasión a su cita con el Certamen.

El alcalde de Barbastro, Fernando Torres, reiteró la importancia que para la ciudad tienen “un certamen y unos premios de los que, más de medio siglo después, nos enorgullecemos los barbastrenses y que colocan a nuestra ciudad, Barbastro, como uno de los referentes literarios y culturales más importantes de nuestro país”. Torres incidió en la vinculación de Barbastro “con la historia, el arte y la cultura durante siglos, “y uno de esos legados que hemos heredado son, sin duda, estos Premios Literarios”, aseguró. El primer edil barbastrense tuvo palabras de felicitación y agradecimiento a todos los autores, galardonados o no, que han presentado sus obras a la edición 2022, así como para el trabajo realizado por los jurados y recordó las palabras de María Ángeles Naval, coordinadora de los premios, a los que definió como “los de más prestigio, más calidad y más consolidados de Aragón”.

Como es tradicional, el colofón a este acto de entrega fue la tertulia literaria, moderada en esta ocasión por Manuel Vilas, y que ha reunido a los autores de las obras editadas: Menchu Gutiérrez, LIII Premio Internacional de Novela Ciudad de Barbastro por ‘La ventana inolvidable’, editada por Galaxia Gutenberg; Juan Vicente Piqueras, LIV Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola por ‘La habitación vacía’, publicada por Visor; y Elena Chazal, XII Premio de Nobela Curta en Aragonés Ziudá de Balbastro por ‘Quan tornen’, publicada por Gara d’Edizions. Los tres compartieron los detalles de sus obras con los lectores reunidos en el Centro de Congresos en un animado coloquio que finalizó con la lectura por parte de cada autor de un fragmento de su obra ganadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.