Concluye la primera parte de la restauración de los epígrafes del claustro de Roda de Isábena

0
1506

La primera fase de los trabajos de restauración de la arquería y de los paramentos del claustro de la antigua catedral de San Vicente de Roda de Isábena ha permitido recuperar parte de la policromía original de los epígrafes funerarios que se encuentran en este espacio y restaurar unas sesenta de estas inscripciones, de un total de doscientas siete, que forman parte del más importante conjunto epigráfico de estas características del románico mundial.
Los trabajos se han desarrollado en la crujía norte del claustro, la más afectada por el deterioro, y, además de en la limpieza y consolidación de los epígrafes, se han centrado en la eliminación de morteros añadidos en restauraciones anteriores y en la reposición de sillares erosionados siguiendo un proyecto redactado por el arquitecto y restaurador Fernando Guerra-Librero en marzo de 2014. El presupuesto de esta primera fase de la actuación, llevada a cabo por los trabajadores de la empresa Arte, Conservación y Restauración S.L. (ARTYCO), ha ascendido a 78.759,11 euros cofinanciados por el Gobierno de Aragón y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional dentro del Programa FEDER 2014-2020.
El párroco rotense, mosen Aurelio Ricou, valora «muy positivamente» esta actuación. «El resultado ha sido estupendo; yo no pensaba que se pudiera conseguir una trasformación tan espectacular de las inscripciones funerarias», subraya explicando que en su recuperación se han aplicado técnicas «muy novedosas» como la utilización del láser. No obstante, apunta que todavía persiste un pequeño problema en la techumbre de esta ala norte del claustro, desde donde se sigue filtrando algo de humedad hacia las paredes.
Las inscripciones del claustro rotense guardan una evidente unidad estilística aún cuando se fueron realizando en un amplio período entre mediados del siglo XII y finales del XV. Ricou explica que existió en Roda una escuela que marcó durante todo este tiempo las pautas a la hora de elaborar estos laudos sepulcrales dedicados tanto a canónigos y personas relacionadas con la ex catedral como a benefactores del templo, entre ellos los integrantes de varias familias nobiliarias de la zona. La unidad estilística no oculta las diferencias de calidad entre algunas de las inscripciones, en función de la maestría de sus ejecutantes, pero sí que preserva un estilo  a lo largo de prácticamente cuatro siglos.
Finalizada esta primera fase de la restauración, el párroco confía en que los trabajos se reinicien la próxima primavera para afrontar las otras dos restantes. «Sin duda el ala norte era la más afectada, pero todavía tenemos un conjunto de más de 150 epígrafes que consolidar, algunos de ellos con evidentes problemas», abunda Ricou recalcando la importancia de este conjunto epigráfico «único» por su abundancia y calidad.
Diferentes expertos, como la profesora de la Universidad de León María Encarnación Martín López, avalan la opinión del sacerdote ribagorzano y reconocen que la estética y calidad de los epígrafes rotenses «supera cualquier otro conjunto de esta tipología». y destaca las letras distintivas «decoradas y sofisticadas» lo que, entiende, «confiere al conjunto dinamismo y armonía».
En otro orden de cosas, Aurelio Ricou subraya los estudios que se están desarrollando en la actualidad sobre las vestiduras talares del obispo San Ramón –titular de Roda entre 1104 y 1126- que descubrió en 1990 José María Lemiñana al abrir el sarcófago que preserva sus restos en la antigua catedral ribagorzana. Apareció entonces un conjunto que Ricou define como «excepcional» compuesto por las sandalias del santo, guantes, mitra, una túnica, una capa-casulla, parte de su báculo y un sudario.
«La capa y el sudario son piezas excepcionales elaboradas con seda de la mejor calidad por artífices musulmanes, como denotan los bordados con caligrafía árabe», explica el párroco. El análisis de estas vestimentas forma parte del proyecto de investigación internacional “Los magníficos textiles andalusíes; caracterización y estudio interdisciplinar” que dirige la profesora de la Complutense madrileña Laura Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.