Por Ana Pascual

Cristian Laglera ha escrito el cuarto y último tomo de los inventarios de las ermitas de Huesca, que en esta ocasión corresponde a las comarcas de La Litera, Monegros, Cinca Medio y Bajo Cinca.

Este libro recoge un total de 254 edificios, entre ermitas y capillas, de las que el autor nos desgrana sus favoritas, el estado en el que se encuentran y sus proyectos de futuro.

¿Por qué decidiste hacer este inventario de ermitas?

Cuando finalicé el trabajo de los pueblos deshabitados (2004-2013) me percaté que tenía más de 200 ermitas fotografiadas, precisamente las que se encontraban situadas en despoblado. Se había hecho algún trabajo sobre las ermitas románicas o sobre alguna comarca aislada, como es el caso de Sobrarbe, pero no sobre toda la provincia de Huesca. Era un trabajo que estaba por hacer, y pensé, ¿por qué no hacerlo yo? Dicho y hecho. Nueve años después, el trabajo está finalizado.

¿De qué fuentes te documentas?

De todas las que te puedas imaginar: libros, vieja documentación, internet, toponimia, mapas… Además hemos estado en todos los pueblos de la provincia y hablado con mucha gente sobre este tema: alcaldes, sacerdotes o pastores que han sido una gran fuente de información.

¿Cuánto tiempo has invertido en este proyecto? 

Casi nueve años. He volcado allí prácticamente todo mi tiempo libre. Hay que tener en cuenta que, además del trabajo de campo, hay mucho trabajo de documentación, fotográfico y de ordenador. Sí, claro que se han cumplido mis objetivos. Sobre todo porque el objetivo principal era disfrutar, y ese lo he cumplido con creces, y si además he aportado algo, por poquito que sea, me doy plenamente por satisfecho.

¿Cuántas ermitas podemos encontrar en comarcas como los Monegros, Somontano, Sobrarbe, Ribagorza, Hoya de Huesca y Cinca Medio y Litera?

Ribagorza es, con diferencia, la comarca de toda la provincia que más ermitas tiene dentro de sus límites. Allí documentamos un total de 480 edificios (entre ermitas y capillas particulares). Sobrarbe cuenta con 327 edificios, en La Hoya de Huesca tenemos 192, en Monegros hemos documentado 75 edificios y en la comarca de La Litera han sido un total de 77. En el Somontano de Barbastro tenemos 112 ermitas y, por último, en el Cinca Medio 21.

Destaca una ermita de cada una de esas comarcas y por qué te resulta más especial.

Es difícil contestar a esta pregunta, la verdad. Posiblemente si me hicieras esta pregunta en otro momento diferente, contestaría otra cosa distinta, pero vamos allá. En Ribagorza me quedo con la ermita románica de San Martín de Capella, en dura pugna con San Saturnino del despoblado de Aguilar, que es la que escogí para la portada del tomo 2. En Sobrarbe me voy a decantar por la ermita de Nuestra Señora de la Esperanza del despoblado de Clamosa, preciosa joya románica a la que, de no mediar, no le queda mucho para desplomarse. Si pienso en La Hoya de Huesca me vienen a la cabeza los restos de la ermita de Arraro, antiguo despoblado medieval situado en plena Sierra de Guara, accesible desde Santa Cilia de Panzano. En Los Monegros diré la ermita de Santiago Apóstol de Sariñena y, en La Litera, las desconocidas ruinas de la ermita de Santa María de Labazuy (Gabasa). En la comarca del Somontano de Barbastro también te podría decir varias, pero citaré la ermita de San Jorge de El Tormillo. Por último, en el Cinca Medio, escojo la ermita de La Magdalena de Almunia de San Juan. De todas formas, insisto en que, después de fotografiar más de 1500 ermitas en los últimos años, si me preguntas mañana, posiblemente te diría otras ermitas diferentes.

¿Cuál es el estado de la mayoría de ellas? ¿Crees que se podría invertir más?

Es complicado. Tenemos alrededor del 35-40% de nuestras ermitas en ruina. En la provincia de Huesca tenemos un problema muy serio: disponemos de tanto patrimonio (y tan rico) que no podemos llegar a atenderlo. Se podrían priorizar ciertos edificios, aunque solo fuera consolidarlos… y esperar a que soplara el viento a favor, pero es complicado. Yo –aunque pueda parecer un pensamiento muy negativo– tengo asumido que he visto edificios que las nuevas generaciones solo verán en fotografías. Con esto te lo digo todo.

¿Ya tienes otro proyecto en mente?

Actualmente estoy trabajando en un monográfico sobre el despoblado de Puy de Cinca y en un libro sobre los despoblados medievales de La Jacetania. También me gustaría aprovechar en alguna publicación mi inmenso archivo fotográfico de pueblos deshabitados. Proyectos, como veis, no me faltan. Y ganas tampoco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.