Desde las elevadas montañas del Pirineo hasta las proximidades del valle del Ebro, cada punto en La Hoya de Huesca cuenta una historia propia que enlaza la riqueza ancestral de Aragón. Los Mallos de Riglos sirven como el mejor de los ejemplos para ilustrar este punto, elevándose hasta 300 metros sobre el río Gállego, donde es habitual la práctica de rafting. 

Sin duda, el monumento histórico de visita casi obligada no es otro que el Castillo de Loarre, una majestuosa fortaleza del siglo XI. Mientras que su calendario, lleno de festivales y tradiciones locales, también ofrece una vibrante experiencia en torno a la cultura aragonesa. Sin ir más lejos, las Fiestas de San Lorenzo de Huesca se encuentran declaradas como bien de Interés Turístico Nacional.

Almendros y Colegiata de Bolea

La Colegiata de Santa María sorprende por su retablo interior, considerado una obra maestra dentro de la pintura del renacimiento español. Pero es que sus alrededores son igual de fascinantes, sobre todo en los meses de febrero y marzo coincidiendo con la floración de los almendros. Está catalogado como uno de los 10 mejores lugares de España para contemplar esta efeméride. 

El castillo de Loarre

El Castillo de Loarre es un monumento impresionante, testigo de la historia medieval. Esta fortaleza románica, bien conservada hasta el punto de haber acogido rodajes de películas, ofrece visitas guiadas que transportan a los visitantes a tiempos de los caballeros y la realeza. 

Mallos de Riglos

Los imponentes mallos de Riglos se elevan hasta 300 metros sobre el río Gállego. Estas formaciones rocosas, esculpidas por la erosión y el paso del tiempo, ofrecen unas vistas panorámicas privilegiadas, especialmente al atardecer. Su ya de por sí color rojizo, resultado del hierro y las arcillas que los componen, crean un efecto único junto a los últimos rayos de sol. 

Virgen de la Peña de Aniés

Ubicada en la cara norte de la Sierra Caballera a pocos kilómetros del Castillo de Loarre encontrarás esta maravilla rupestre suspendida cual nido de águilas sobre un peñón. La Ermita de la Virgen de la Peña de Aniés es un pequeño monasterio católico de encanto singular construido en la cara sur de la Sierra Caballera.

Maestros pasteleros

La ciudad de Huesca siempre ha brillado por la calidad de su gremio pastelero: Hornos tradicionales, manos expertas, fórmulas elaboradas y el saber transmitido de generación en generación. Por eso no sorprende que fueran ellos quienes introdujesen la receta del pastel ruso en España. La parada en cualquier establecimiento para probar la famosa trenza de Huesca es más que recomendable. 

Catedral de Huesca

Catedral Huesca Foto AFHH-Jon Izeta

La imponente Catedral de Huesca es el símbolo de la ciudad. Erigida sobre una antigua mezquita en 1273 por Jaime I el Conquistador, deslumbra con su fachada gótica y detalles renacentistas. En su interior, destacan tres naves, 14 capillas, el Altar Mayor de alabastro de Damián Forment y el Museo Diocesano con tesoros de orfebrería y una valiosa colección artística.

Pantano y humedales de la Sotonera

Los humedales y embalses de la Hoya albergan un conjunto de hábitats excepcionales para la conservación de la biodiversidad, especialmente de la fauna aviar. Constituye un punto de paso estratégico en las migraciones, dando lugar a espectáculos naturales como el de las miles de grullas que descansan aquí antes de continuar su viaje hacia el Norte de Europa. 

Parque Sierra y Cañones de Guara

La Hoya de Huesca se extiende hacia parte del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. El contraste de paisajes y las particularidades geológicas de sus formaciones rocosas atraen a esta región a escaladores y senderistas por igual. Destaca también la presencia de buitres leonados y quebrantahuesos como guardianes del lugar. 

Rafting en el río Gállego

El río Gállego, de 215 km, es famoso por el emocionante rafting en sus aguas bravas, especialmente en tramos en torno a Murillo de Gállego. Ofrece rápidos desafiantes como el «Embudo» y «La Lavadora». Apto para familias, se recomienda guía y equipo proporcionado por empresas de turismo activo para una experiencia segura y emocionante.

Fiestas de San Lorenzo

Las festividades de San Lorenzo en Huesca son una explosión de alegría y tradición, con emocionantes desfiles, danzas ancestrales y la ofrenda de flores y frutos. La animada atmósfera con conciertos y espectáculos convierten estas festividades en una experiencia cultural reconocida como de Interés Turístico Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.