El CSIC anuncia en Benasque anuncia la próxima aparición de una sistema de detección del Covid 19 más rápido que las PCR

0
375

Los veinticinco investigadores españoles vinculados con el Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, que están trabajando de una forma más directa en el proyecto “Point-of-care tests for the rapid detection of SARS-CoV-2” –Estudios para el desarrollo de tecnologías eficaces de diagnóstico y detención temprana del SARS-CoV-2- se reunieron la pasada semana en el Centro de Ciencias de Benasque “Pedro Pascual” en un encuentro presencial de todos ellos en el que han puesto encima de la mesa el estado de los diferentes programas y líneas de investigación sobre el Covid-19.
La que ha sido la reunión final de este proyecto, ha resultado sumamente positiva y esclarecedora sobre el momento actual de las distintas líneas de trabajo que el CSIC ha venido desarrollando en los últimos meses buscando tanto herramientas de actuación para avanzar en el diagnóstico temprano de la enfermedad para un tratamiento preciso como las tecnologías que permitan la implementación de los dispositivos conocidos como “Point-of-care o PoC” (pruebas médicas sencillas que se realizan en el lugar donde se encuentra el paciente, bien por personal clínico con formación primaria o bien por el propio paciente), todo ello desde un planteamiento que permita reducir la carga económica que supone el Covid-19. Fruto de este esfuerzo investigador es un nuevo sistema de detección rápido del Covid 19 que puede dar resultados concluyentes en media hora y que va a ser comercializado próximamente.
El encuentro benasqués ha estado organizado por César Fernández Sánchez (del Instituto de Microelectrónica de Barcelona, IMB-CSIC), Pilar Marco Colás (del Instituto de Química Avanzada de Cataluña, IQACCSIC) y Jesús Martínez de la Fuente (del Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón, INMA-CSIC). Cinco grupos de investigación del CSIC y dos hospitales han unido las fuerzas en esta iniciativa que pretende seguir trabajando en el estudio del control del SARS-CoV-2.
La doctora Marco apunta que estas líneas de estudio e investigación se inscriben en el marco de la Plataforma Temática Interdisciplinar PTI «Salud Global» que agrupa a un amplio número de grupos de investigación y personas y confiesa que el colectivo de investigadores participantes están «bastante satisfechos» de los resultados del esfuerzo que se ha realizado en estos casi dos años. «Hemos trabajado en colaboración, desde la distancia, y uniendo las experiencias y capacidades de cada uno de nosotros para dar solución a este gran reto que nos ha planteado la pandemia», recuerda esta investigadora apuntando que el encuentro benasqués ha servido «para vernos las caras, en primer lugar, pero también para poner en común todo lo que hemos avanzado durante estos dos años, que ha sido mucho en nuevas alternativas para el diagnóstico, algunas muy novedosas que esperamos que puedan llegar al mercado lo antes posible». Otro factor positivo que subrayan los participantes en la cita de Benasque ha sido el conocimiento personal que se ha establecido que, según Marco, «puede servir para afrontar otros posibles retos».
La investigadora recuerda que en este consorcio de profesionales vinculados con el CSIC se pretendía avanzar en el diagnóstico de la Covid «desde un punto de vista global». «Pretendíamos –comenta- poder ofrecer tecnologías rápidas y eficaces de detección, tanto del virus como de la respuesta del huésped, y estas tecnologías que pretendíamos desarrollar, varias de las cuales hemos conseguido, se centraban en el caso del virus en el RNA viral y para el caso del huésped en todo tipo de inmunoglobulinas de tipo A, G o N, además de una serie de marcadores resultantes de la respuesta inflamatoria tan importante que causa esta infección».
Después de meses de intensos trabajos, entre los logros más destacados está, en lo referente a la detección del material genético del virus, el desarrollo de una serie de tecnologías que permiten esta detección sin necesidad de hacer PCR. «Para que podamos entenderlo, la técnica del PCR, que es muy sensible y muy precisa, tiene una desventaja en cuanto al tiempo porque necesita una etapa de amplificación de este material genético que hace que el proceso sea largo». Los investigadores del CSIC han conseguido, mediante el diseño de unas sondas específicas, detectar directamente el material genético del virus en tan sólo treinta minutos. «Creo –comenta la doctora Marco- que esto va a revolucionar bastante el diagnóstico, no sólo de la Covid sino de otras enfermedades infecciosas«. La tecnología, desarrollada por el Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón, está ya patentada y se encuentra en fase de negociación para que pueda comercializarse en breve.
Otro de los resultados más positivos de esta línea de trabajo emprendida por el CSIC es el de la posibilidad de poder alcanzar tecnologías que permitan detectar no sólo los marcadores de la presencia del virus sino también la respuesta individualizada de cada paciente a esta agresión vírica en que está trabajando especialmente el Instituto de Microelectrónica de Barcelona. «Pretendemos que estas tecnologías en las que estamos trabajando nos den mucha más información y que, en un momento determinado, podamos llegar a predecir cómo va a reaccionar ese paciente frente a la infección», abunda esta investigadora del Instituto de Química Avanzada de Cataluña recalcando la sencillez en el manejo de los dispositivos PoC resultantes de estos largos meses de trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.