El Hospital San Jorge estrena el 1 de marzo las nuevas Urgencias, tras una inversión de casi 7 millones de euros

0
508

El Hospital San Jorge de Huesca estrenará su nuevo servicio de Urgencias el próximo 1 de marzo, unas instalaciones en las que se han invertido más de 5,8 millones de euros, además de 900.000 euros destinados al equipamiento, y que triplican la superficie del anterior área destinada a la atención urgente.

 

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, visitaron ayer las nuevas instalaciones del servicio, que atiende a una media de 105 pacientes diarios, en compañía del director del centro, Miguel Zazo, y varios profesionales.

Lambán se ha felicitado por cumplir con uno de los compromisos de su Ejecutivo con el territorio oscense y ha recordado que el Departamento de Sanidad ha invertido más de 28 millones de euros en infraestructuras sanitarias para la provincia de Huesca desde el año 2015. Con respecto al Hospital San Jorge, ha resaltado los numerosos servicios que ofrece, así como el aumento de la plantilla en 25 profesionales más, así como el inminente comienzo de las obras del búnker de radioterapia en el que se invierte 5 millones de euros.

Este esfuerzo inversor es posible tras aumentar el presupuesto de Sanidad en mil millones más desde 2015, siendo el actual uno de los más altos de España, tras aumentar casi un 14%. La sanidad aragonesa presenta, además, uno de las mejores ratios de médico por habitante y, pese a la pandemia, ha registrado un esfuerzo “descomunal” en infraestructuras hospitalarias, centros de salud y en tecnología.

Ergonomía y sosteniblidad

Tras los trabajos realizados, financiados por fondos europeos (dentro del Programa Operativo FEDER Aragón 2014–2020-REACT-EU), el hospital cuenta con un nuevo edificio adosado a las actuales urgencias y paralelo al edificio de consultas externas, distribuido en planta baja y un pequeño espacio en planta primera, con una superficie total de 2.194 metros cuadrados construidos. Esto supone triplicar el espacio actual con el que cuenta el servicio, lo que permitirá establecer con más comodidad circuitos adecuados y diferenciados y, en definitiva, prestar una mejor atención a los pacientes.

El área de recepción, con dos accesos diferenciados para pacientes que llegan en ambulancia y para los que lo hacen por sus propios medios, contará con 275 metros cuadrados, e incluirá dos puestos de triaje (actualmente hay uno) y sala de espera. La zona médico quirúrgica tendrá 368 metros cuadrados y dispondrá, entre otros servicios, de box de reanimación con dos puestos (hay 1 actualmente), 9 boxes de patología general (hay 5 en estos momentos), 1 de Oftalmología, 1 de psiquiatría y 1 de Otorrinolaringología, sala de yesos y curas, además de sala de espera. En cuanto al área quirúrgica, de 67 metros cuadrados, se dispondrá de una sala blanca y de todos los servicios complementarios que precisa.

El nuevo inmueble contará también con una zona de Psiquiatría, de 25 metros cuadrados, con consulta y sala de espera; y zona de Pediatría que, además de consulta y sala de espera, dispondrá también de baño pediátrico y sala de lactancia. En lo que se refiere a la zona de observación, la sala de observación contará con 13 puestos (hay 9 en la actualidad) e incluirá también tres boxes de aislamiento, además de los servicios complementarios que precisa esta área.

Cabe destacar que todos los boxes pasan, además, a ser habitaciones en el nuevo servicio con 16 metros cuadrados de superficie, lo que mejora notablemente la comodidad y la intimidad de los pacientes. Se han renovado, además, todos los equipos de soporte vital (respiradores, desfibriladores, etc) y, para mejorar la confortabilidad, se han adquirido camas y camillas para la atención de urgencias con todas las novedades ergonómicas para los pacientes y para los trabajadores. También se han comprado nuevos sillones para los pacientes que precisen estar sentados.

La Unidad dispondrá además de sistemas de reducción del consumo de energía: control zonal de la climatización por estancia en todas las áreas, sondas de calidad ambiental en las zonas comunes del edificio controlando la ventilación en estos espacios y pozos canadienses que atemperan la temperatura del aire exterior suavizando tanto en invierno como en verano, evitando temperaturas extremas.

En lo que se refiere a la plantilla, se ha previsto la ampliación de la misma en 25 profesionales sanitarios, pasando de 61 a 86, consolidando de este modo el incremento en personal que el hospital realizó durante la pandemia de COVID. De este modo, de los 19 facultativos con los que cuenta la plantilla orgánica del hospital se pasará a 25. Enfermería pasará de 21 a 28, los técnicos auxiliares de enfermería, de 15 a 22 y se incrementarán en 4 el número de celadores de la plantilla, pasando de 6 a 10.

Renovación tecnológica

Además, la próxima semana comenzarán las obras del búnker para el primer acelerador lineal de la provincia de Huesca, cuya instalación está prevista el próximo mes de septiembre. En las citadas obras se invertirán 2,9 millones de euros, a los que hay que sumar los 2,1 millones de inversión en el propio aparato.

En conjunto, la provincia de Huesca contará con una renovación o instalación de nueva tecnología sanitaria por valor de 4,8 millones de euros gracias al Plan INVEAT, que contemplan la instalación de una resonancia magnética en Barbastro y tres nuevos TAC en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús, San Jorge y Barbastro, estos dos últimos ya instalados, además de otro TAC destinado a la planificación de radioterapia que albergará también el hospital San Jorge.

Inversiones en la provincia

Entre los proyectos en ejecución, está ya en obras el futuro centro de salud de Barbastro, uno de los más grandes de la comunidad y en el que se invertirán 8,4 millones de euros. También está listo ya el proyecto del centro de salud Perpetuo Socorro de Huesca, que se presentará próximamente y que permitirá licitar las obras en los próximos meses.

Ya en funcionamiento se encuentran el nuevo centro de salud Fidel Pagés de la capital oscense, el centro de salud de Binéfar, la nueva Unidad de Hemodiálisis en el Hospital de Jaca, la resonancia magnética del Hospital San Jorge, los reformados laboratorios de los Hospitales San Jorge y Jaca y la Unidad Móvil de Emergencias (UME) que presta servicio de la de las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza.

Además de estas infraestructuras cabe recordar como un hito en la provincia la conversión del Hospital San Jorge, en hospital Universitario, con el impulso que conlleva para todo el territorio en formación, investigación y docencia.

Por todo ello, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha mostrado su agradecimiento por ser el Gobierno que más ha invertido nunca en infraestructuras sanitarias en la ciudad de Huesca, además de valorar la mejora de los equipamientos, que cumple el calendario reivindicativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.