Expectación por las joyas de Santa Orosia en el Museo Diocesano

0
1186
Cerca de 700 personas se han acercado ya al Museo Diocesano de Jaca a conocer las joyas de Santa Orosia cuando se alcanza el ecuador de la muestra . Este número se refiere a personas que han entrado «sólo» a la exposición temporal; es decir, no a los visitantes generales del museo, que también tienen derecho a ver la exposición y cuya cifra es mucho mayor. Los datos avalan la expectación y el interés que ha cosechado la muestra entre la población, sobre todo teniendo en cuenta que es una oportunidad única de acercarse y poder observar estos tesoros de un valor incalculable, tanto histórico como artístico.
Respecto a procedencias de los visitantes contabilizados, mayoritariamente son personas de Jaca y Sabiñánigo (sería un 80% a repartir a partes iguales entre las dos poblaciones), siendo el 20% restante visitantes de Huesca, Zaragoza y pequeños pueblos de la Diócesis de Jaca.
Hay que destacar que hay una serie de piezas que captan la atención del visitante, según explica Belén Luque, directora del museo: «Sin duda, una de las joyas que más sorprende es el guerrero del siglo XVI, pero también gusta mucho el libro relicario (de hacia 1500); cualquiera de las tres sortijas de diamantes; los medallones de cristal de roca del siglo XVI; el medallón del Obispo Baguer y la propia arqueta de plata recién restaurada». Además, añade Luque, «el público agradece la presencia de música de fondo. Toda esta música es la que suena en la procesión de Santa Orosia cada 25 de junio en Jaca: dance de palos; dance de castañuelas; el chiflo y el salterio; el himno de Santa Orosia y el volteo de campanas».
En el mes de noviembre se anunciaba que tanto el Cabildo de la Catedral, la Cofradía de Santa Orosia de Jaca y el Ayuntamiento habían decidido restaurar la Urna de Santa Orosia que custodia la reliquia de la patrona, unos trabajos desarrollados por la restauradora Susana Navarro y que se prolongaron durante tres meses. La restauración de la arqueta ha permitido mostrar las cincuenta joyas que adornan el cuerpo de la santa. Alhajas o joyas que la reliquia lleva prendidas entre las telas y paños que envuelven los huesos de Santa Orosia y que no pueden verse habitualmente, puesto que la reliquia sólo es mostrada en público durante unos minutos el 25 de junio, cuando tradicionalmente es levantada por el obispo en la plaza de Biscós para que sea venerada por todos.
El conjunto se compone de unas 50 piezas, algunas del siglo XVI, de valor incalculable. La mayoría de las piezas son de temática religiosa: cruces pectorales, relicarios, medallones de cristal de roca milanés o pequeños retablos y cuadros de devoción con representaciones de santos, aunque también hay piezas de carácter civil como una pequeña joya que reproduce un caballero con armadura del siglo XVI, además de algún anillo o cadenas o medallones, regalados por obispos o por la alta nobleza y burguesía. Al finalizar la exposición, las joyas volverán a ser cosidas a las telas que rodean la reliquia y quedarán con ella dentro de la urna definitivamente, según ha explicado el Museo.
Para exponer estas joyas se ha habilitado la sala de la Torreta del MDJ (sala en la que habitualmente se exponían los documentos). Para visitar la exposición es imprescindible reservar hora y día de visita, ya que el número de visitantes está limitado a unas 20 personas cada hora. Las reservas se pueden realizar por teléfono (974 362 185/ 974 356 378) o en las taquillas del museo. La entrada a la exposición tiene un coste de dos euros, destinados íntegramente a cubrir los gastos de montaje de la muestra y de la restauración de la urna. «Los tesoros de Santa Orosia. Las joyas: cinco siglos de arte y devoción» permanecerá abierta al público hasta el próximo 15 de Mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.