Exposición de iconos rumanos en Graus

0
753

 

El singular Museo de Iconos “Virgen de la Peña” de Graus ha adelantado la puesta en marcha de su tradicional campaña veraniega, en la que es habitual que alguna exposición temporal de carácter especial complete la colección permanente del centro, con la inauguración de una interesante muestra de iconos rumanos realizados por el taller del monasterio de Slanic Muscel, en la ciudad de Curtea de Arges, bajo la dirección del prestigioso iconógrafo Valeriu Purdea y de su maestro Ilie.

Se trata de una veintena de obras de tamaños diversos en las que se puede apreciar la maestría de este taller en el trabajo con los iconos dorados en los que sus artífices se han ganado fama mundial. De hecho tanto Valeriu Purdea como su maestro Illie son en estos momentos dos cotizados iconógrafos con obras en prestigiosos museos de todo el  mundo, entre ellos en los Vaticanos, y en numerosos monasterios e iglesias. En la actualidad, ambos se encuentran trabajando en la restauración de los iconos de los monasterios griegos del monte Athos bajo el patrocinio de la UNESCO y como profesores en la escuela de la ciudad italiana de Seriate, uno de los principales centros iconográficos de Occidente.

Con estrechas relaciones con la comarca de Ribagorza y el obispado de Barbastro-Monzón –valga como ejemplo que Purdea residió hace unos años durante largas temporadas en la zona, donde ha dejado diversas obras entre las que se encuentra el monumental retablo de la iglesia de la localidad ribagorzana de Eriste-, los iconógrafos de Slanic Muscel tienen una nueva oportunidad para seguir manteniendo viva esta especial vinculación entre ambos territorios con esta exposición ubicada en la luminosa sala del torreón del museo grausino. Su director, Constancio Arigita, explica que estas obras están a la venta y que el dinero recaudado servirá para ayudar al monasterio rumano. «Son obras de calidad, en las que se nota la mano de los maestros en algunos detalles, pero no son íntegramente trabajos suyos por lo podríamos calificarlas como “menores”, motivo por el que son realmente asequibles y permiten al coleccionista o al devoto hacerse con una pieza de notable calidad a unos muy buenos precios», comenta.

Arigita recuerda que la muestra estará abierta, en principio, hasta finales de verano y que se complementará con la celebración de diversas actividades paralelas como una charla sobre el sentido religioso de los iconos y su presencia en Occidente que se desarrollará el 15 de agosto, festividad de la Dormición de la Virgen.

La exposición, las actividades culturales y la colección permanente  del Museo de Iconos “Virgen de la Peña” refuerzan el papel último de este espacio religioso y cultural que tiene su vertiente expositiva como un añadido al principal objetivo por el que fue creado: convertirse en un centro ecuménico de encuentro entre los católicos y los ortodoxos para profundizar en el conocimiento y respeto mutuo de los files de ambas ramas del cristianismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.