Graus recupera su prestigioso mercado de la trufa fresca

0
198

Tras un año de ausencia, los bajos de la Casa de la Cultura de Graus acogían de nuevo este sábado la lonja semanal de la trufa que tiene lugar en esta villa ribagorzana durante la temporada de recolección y comercialización de este delicioso hongo y que marca, en buena medida, su precio para los mercados internacionales.
Un Mercado de la Trufa Fresca convertido en todo un referente nacional del sector trufero que iniciaba su andadura en esta temporada 2021-2022 con unas cotizaciones de 800 euros el kilo para la trufa a granel y de 900 euros para los lotes seleccionados haciéndose eco de una tendencia generalizada de incremento de precios por la elevada demanda del producto, especialmente desde Francia, Italia y, cada vez más, de los países asiáticos y norteamericanos, y la no muy abundante oferta en este arranque de esta temporada que desde el sector se espera sea la de la recuperación tras la nefasta campaña anterior debido a la pandemia y al cierre de los establecimientos hoteleros que son, todavía hoy, los principales consumidores de trufas.
Como viene ocurriendo en los últimos años, la producción de cultivo trufícola permite atender una demanda que sería imposible cubrir con la trufa “cazada” en el entorno natural, máxime cuando las truferas no cultivadas se encuentran sensiblemente mermadas por la sobreexplotación de años atrás y por las sequías veraniegas vividas este año en buena parte de las zonas de producción tradicional. «En esta parte de Ribagorza, la trufa que estamos ofertando ahora depende mucho de las parcelas y de las fincas que han podido regar en verano y así va a seguir en las próximas semanas», comentaba ayer el truficultor grausino Héctor Vilas mostrando en su stand de la feria celebrada este mismo sábado en la villa ribagorzana una excelente selección de trufas bien calibradas y con un intenso aroma.
La inauguración del Mercado de Graus este año suponía un excelente colofón para una animada feria especializada en la trufa que se había desarrollado durante buena parte de la jornada sabatina y en la que una veintena de expositores mostraron las enormes potencialidades de la propia trufa y de las industrias complementarias al producto para convertirse en un imprescindible motor económico y de mantenimiento de la población en el mundo rural.
La animación se mantuvo durante el Mercado y fueron numerosas las personas que se acercaron a la lonja grausina para ver las primeras trufas que se ponen a la venta del público en general en esta temporada y, muchos de ellos, para adquirir alguna pese a los elevados precios.
David Royo, el presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón que es la entidad que organiza esta lonja, recordaba que el mercado grausino tendrá esta temporada una docena de sesiones y que dos de ellas saldrán de la localidad para celebrarse, respectivamente, en Huesca y Barcelona dentro de una filosofía que pretende popularizar y visibilizar en los más variados escenarios este exquisito hongo considerado por los gastrónomos como el “diamante negro” de la cocina.
Los bajos de la Casa de la Cultura, en la Plaza Mayor grausina, acogen un año más este mercado que abre entre las 19 y las 22 horas y que estrenaba su oferta complementaria de tapas trufadas con las elaboradas por un “food track” especializado, una opción que esta temporada va a ser mayoritaria ante la necesidad de atender a las recomendaciones sanitarias y de evitar aglomeraciones en recintos cerrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.