La Asociación “Amigos de Bolturina” realiza trabajos de limpieza y acondicionamiento

0
337

Bajo el lema “Tras más de 40 años de silencio, Bolturina renace”, los integrantes de la Asociación “Amigos de Bolturina” comenzaron el fin de semana pasado la primera de las actividades con las que esperan recuperar y dignificar los restos existentes de este núcleo ribagorzano dependiente del municipio de Secastilla y despoblado desde la década de los setenta del pasado siglo.
Situado a 656 metros de altitud, el antiguo caserío de Bolturina -o Bulturina en el aragonés ribagorzano vernáculo- se encuentra en el interfluvio entre los ríos Ésera y Cinca, muy cerca del santuario de Torreciudad y se accede a la localidad por la carretera que conduce desde la Puebla de Castro y Ubiergo al propio Santuario.
Deshabitada desde hace ya casi medio siglo, el deterioro y el derribo de las casas del pueblo para evitar indeseadas “ocupaciones” han dejado la zona prácticamente arrasada ya que de la antigua Bolturina actualmente sólo se conserva la iglesia parroquial de Santa Ana, del siglo XVI y en avanzado estado de ruina, el cementerio, anexo al templo, cubierto por una densa maleza y sembrado de piedras desprendidas del recinto contiguo , y la fuente que abastecía al pueblo, también sepultada por matorrales y malas hierbas pero que todavía deja escapar un tenue rastro de humedad. El resto es una sucesión de solares vacíos y ruinas de los edificios que un día llenaron de vida estos parajes.
Para recuperar la memoria del pueblo, la Asociación Amigos de Bolturina (http://www.amigosdebolturina.es/) se fundó en julio del año 2019 con la misión de recuperar, conservar, promover y contribuir a la divulgación del patrimonio cultural y social del pueblo. Con la relajación de las medidas que impedían la movilidad interregional en los últimos meses, una veintena de voluntarios y miembros de la entidad, con la colaboración y ayuda del concejo de Secastilla, se plantearon el pasado fin de semana la primera de las actuaciones previstas para conseguir el “renacimiento” del pueblo.
Así, en una intensa y emotiva jornada, los participantes llevaron a cabo el sábado pasado las tareas de limpieza y acondicionamiento tanto de la Iglesia de Santa Ana como de la fuente del pueblo. El trabajo finalizó con una comida de hermandad en la cual se trazaron las nuevas acciones a realizar en los próximos meses con el objetivo de recuperar la memoria de esta Bolturina que parecía abocada a desaparecer, incluso, de la memoria de las gentes de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.