La Capilla del Santo Cristo ya tiene Plan Director

0
577
????????????????????????????????????

El prior de la grausina Cofradía del Santo Cristo, Luis Pociello, acaba de presentar a sus hermanos cofrades el Plan Director de los trabajos necesarios para rehabilitar la Capilla del Santo Cristo, una venerada y monumental estancia de la iglesia parroquial de San Miguel que presenta un preocupante estado de conservación que hace necesaria una imprescindible actuación en el menor tiempo posible.
Según comenta el prior, el capítulo anual de 2020, que tuvo lugar en el mes de agosto, puso de relieve la necesidad de contar con un plan perfectamente establecido para hacer frente a las distintas afecciones que presenta este espacio, con graves problemas de humedad por capilaridad y de pérdida de los elementos ornamentales en su decoración. «Encargamos la redacción de este Plan Director a dos arquitectos grausinos, Joaquín Angulo y Felipe Vieites, que conocen perfectamente la situación de esta capilla y que se han tomado un especial interés en buscar soluciones; ahora tenemos que buscar la forma de poder ir ejecutando las partidas y los diferentes trabajos necesarios que tienen un presupuesto de 495.000 euros», explica Pociello.
Puede parecer una enorme cantidad de dinero para unas obras en un espacio relativamente pequeño pero el estado de la capilla, y en especial el de la airosa cúpula barroca que la corona, es muy delicado ya que una parte de sus primorosas yeserías amenazan con colapsar y en algunos puntos han desaparecido. «La actuación en esta cúpula –apunta el prior- se lleva casi la mitad del presupuesto porque es un trabajo muy técnico, que necesita de auténticos expertos, que se debe realizar a una notable altura y que se va a prolongar, por sus características, durante bastante tiempo».
El Plan Director lo tiene en cuenta y prevé la necesidad de hacer unos trabajos previos de creación de un mapa computerizado en 3D de la capilla y de sus yeserías amenazadas para que sirva como base de la actuación física en la cúpula y que permita reproducir fielmente siguiendo los modelos preservados las partes de la decoración que se han ido desmoronando en los últimos años. Una vez consolidadas las yeserías, será necesario restaurar las pinturas y sobredorados del conjunto para devolverles su primitiva prestancia. El proyecto también se centra en la necesidad de sacar las humedades del recinto y, a partir de ahí, en la sustitución de un pavimento que presenta desconchones y pérdida de masa, habilitar una rampa de acceso para eliminar barreras de acceso a las personas con problemas de movilidad, en la actuación en los paramentos verticales, la restauración de los conjuntos pictóricos de la segunda mitad del siglo XX que adornan la capilla y, en el exterior, en el arreglo de la techumbre y de las canaleras.
«También contemplamos actuar en la carpintería de las puertas de acceso a la contigua sala capitular y a la propia capilla, en una nueva iluminación que permita poder disfrutar de la belleza de los elementos ornamentales de la cúpula, en la mejora de la megafonía del recinto y en la seguridad frente a posibles intrusiones», apunta el prior señalando que, al margen de estas actuaciones, se prevé renovar el sistema de exposición y veneración del Santo Cristo donado por San Vicente Ferrer en 1412 a los fieles grausinos y estudiar la posibilidad de reponer el arrimadero cerámico que hubo originalmente en la capilla.
El prior recalca que todas estas actuaciones forman parte de un Plan Director «que no es un todo o nada» y que se va a ir gestionando en función de las partidas económicas disponibles en cada momento. A tal fin, desde la cofradía se han puesto en contacto con diversas instituciones, organismos, con el obispado de Barbastro-Monzón , con empresas, cofrades y ciudadanos para ir recabando apoyos económicos con los que afrontarlos trabajos necesarios. «Ya nos han llegado los primeros donativos», comenta Pociello señalando que se están ingresando en una cuenta específica como concepto de obras en la capilla para deslindar estas donaciones de la marcha normal de la cofradía.
Edificada hacia 1739 en estilo barroco y con una notable decoración en su majestuosa cúpula, la capilla preserva otros elementos artísticos de interés como una serie de cuadros de gran formato dedicados a la vida de San Vicente Ferrer. Sufrió una remodelación en la segunda mitad del siglo XX que consiguió frenar el deterioro que ya entonces presentaba aunque el proyecto final de esta actuación nunca pudo llegar a culminarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.