La Fueva no rebla

0
118

La plaza mayor de Tierrantona estaba a rebosar el pasado sábado por la noche. Fovanos y fovanas y personas venidas de todo Aragón acudieron a la cita convocada por la Plataforma creada para luchar contra la instalación de un macroproyecto de energía fotovoltaica que un total de 400 hectáreas con una potencia de 150 megavatios. Cerca de trescientas personas se reafirmaron la noche del sábado en Tierrantona en su oposición al macroproyecto de placas solares.

balnearios vilas del turbon entre noticias

Los fovanos y fovanas se volvieron a quejar con amargura que de realizarse este macroparque solar se modificaría el paisaje del valle y los campos de cultivo y prados se convertirían en terrenos llenos de hormigón, hierro y cristales. Al final, un cementerio de chatarra frente a la agricultura y la ganadería existentes en el municipio.

Y qué mejor forma que plasmar la reivindicación que convertir la velada en una noche de cine. Se proyectó el audiovisual de Aragón Televisión “Mediano, la memoria ahogada” que recoge todo el proceso de construcción del embalse, cuya presa está ubicada en el lugar de Mediano perteneciente al municipio de La Fueva.

El video, que recoge distintos testimonio de las protagonistas de aquella tragedia, insiste en el éxodo que provocó el pantano y el terrible mazazo demográfico para todo Sobrarbe y el Pirineo.

Y fue, precisamente, este argumento el utilizado por Eduardo Ezequiel en su producción y dirección cinematográfica del corto audiovisual “Ecos de la Fueva”. Hubo momentos de emoción y rabia cuando las protagonistas de la historia, la niña Sara Castillo Rocha, de Aluján, y Sebi de Samper, interpretan el papel de emigrantes y de cómo aquel exilio de los pantanos puede repetirse de llevarse a cabo el macroproyecto energético.

“No estamos en contra –dijo Carlos Espluga, miembro de la Plataforma de La Fueva- de la energía solar pero sí del modelo que quiere implantar aquí. La transición no puede hacerse a costa del mundo rural”. Y un aviso de Carlos Espluga : ”No nos relajemos porque las empresas no se relajan”.

Los vecinos de La Fueva no estuvieron solos. Carlos Avellana, miembro de La Plataforma Paisajes del Pirineo, de Jaca y Sabiñánigo, territorios amenazados, también, por macroproyectos solares, insistió en los efectos negativos y en el papel que ha jugado y juega el Mundo rural (y más concretamente el Pirineo) de suministrar energía sin obtener compensaciones sino -todo lo contrario- elevados sacrificios.

En parecido sentido se expresó Jorge Pueyo, moderador del acto. “Somos un ejemplo –dijo Pueyo- un ejemplo de fuerza y estamos unidos frene a una problemática”. “Estamos luchando por una situación que nos amenaza –añadió- y es muy grande”.

En la jornada se repasaron distintas acciones realizadas por la plataforma y se volvió a escuchar el manifiesto del pasado 26 de junio en Samitier: “Hoy, 52 años después, el quizá mal llamado progreso vuelve a tocar la puerta del mundo rural, volviéndonos a pedir nuestro esfuerzo, tierra y futuro para instalar un nuevo pantano, en esta ocasión, de cristal y chapa”.

El multitudinario acto terminó a la medianoche y no faltó la torta y chocolate en una jornada reivindicativa tremendamente emotiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.