Los ecologistas altoaragoneses celebran el Día de las Zonas Húmedas con un paseo por las lagunas de Estaña

0
436

 

Ecologistas en Acción han iniciado en este mes de febrero su propuesta de los “domingos naturalistas” para el 2017 que propone a las personas interesadas los primeros domingos de mes una cita para conocer los valores naturales, paisajísticos, antropológicos o culturales de la provincia.

Como es tradicional en la oferta de este colectivo, por la cercanía del día mundial de los humedales (2 de febrero), se realiza una salida naturalista que en esta ocasión estuvo dedicada a conocer el complejo lagunar de Estaña, en la Ribagorza y precedida, el propio día 2, por una charla introductoria para conocer los diferentes tipos de humedales existentes en Aragón: desde los ibones pirenaicos, hasta las saladas endorreicas de nuestras estepas.

En el entorno de la localidad de Estaña se encuentra el único caso de lagunas endorreicas de media montaña de la provincia. Un entorno de gran belleza del que disfrutaron una veintena de personas que desafiaron las inclemencias del tiempo en sus localidades de origen (Sabiñánigo, Huesca y la propia Ribagorza) para realizar un recorrido circular alrededor de las tres lagunas (una de ellas colmatada) que acabó con la comida junto a la ermita tardo-románica de Santa Sofía, en Caserras del Castillo y una visita a este núcleo deshabitado que llegó a contar con mil habitantes en su momento de mayor esplendor. Las pobladores fueron abandonando el pueblo tras la anegación de los mejores campos de cultivo por el llenado del vecino embalse de Canelles, sobre los ríos Noguera Ribagorzana y Güel.

En las lagunas y durante el recorrido, los asistentes pudieron disfrutar con la presencia de alguna ave, pero el verdadero valor de biodiversidad de las propias charcas, reside en la presencia del caracol Vertigo moulinsiana que disfruta de la alfombra planctónica que se mueve por los 18 metros de profundidad a la que llega uno de los dos vasos de la laguna grande de arriba.

El sendero por el que atravesaron los ecologistas participantes en la excursión recorría el interior de zonas boscosas dominadas por los quejigos y enebros, además de carrascas,  con el telón de fondo en varios de sus tramos de las grandes paredes del cercano congosto de Monrebei. En suma, un paraje totalmente recomendable para quien quiera conocer uno de nuestros los paisajes más atractivos, interesantes y desconocidos de la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.