Los populares ribagorzanos piden medidas de seguridad en las travesías de la A-1605 por el corte de la N-260

0
40

El Grupo Popular en la Comarca de La Ribagorza ha presentado una propuesta de resolución ante el pleno comarcal solicitando que el ente supramunicipal inste al Gobierno de Aragón –como titular de la vía- que dote de las medidas de seguridad que los técnicos del Departamento de Carreteras consideren oportunas para mejorar la seguridad de la A-1605 en las travesías de las localidades de Capella, La Puebla de Roda, Serraduy, Beranuy y Bonansa y que demande al Gobierno central que haga lo propio en la de la localidad de Laspaúles, por la que atraviesa la N-230, ante la inminencia del corte total del tráfico en la N-260 en los dos próximos meses debido a las obras en el tramo entre Campo y Seira y el sustancial aumento de la circulación rodada que van a sufrir las otras dos carreteras.
Así mismo, los populares reclaman a la Diputación de Huesca que acelere el acondicionamiento de la carretera local de Espés, o del “Riu Blanc”, para potenciar nuevas alternativas al tráfico de vehículos ligeros entre el norte y el sur de la comarca, y al Gobierno de Aragón que inicie los trámites necesarios para la construcción de un paso peatonal en la travesía de Serraduy, especialmente peligrosa por el estrechamiento de la calzada en ese punto.
Entienden en el PP ribagorzano que el eje del Isábena, la citada A-1605, constituye una «clara alternativa» de acceso al valle de Benasque «que, sin duda, será elegida por muchos conductores», lo que incrementará «de forma notable» el tráfico que habitualmente viene soportando esta vía. Algo que –subrayan los populares- afectará directamente a las poblaciones por las que discurre cuyas travesías «adolecen de los elementos necesarios para que los conductores reduzcan la velocidad, con el consiguiente peligro que ello implica».
Especialmente preocupante es el caso de Serraduy, donde la carreta se estrecha enormemente al estar constreñida entre un farallón rocoso y el cauce del río y que debido a su estrechez obliga a los peatones en alguno de sus tramos a caminar directamente por la calzada, invadiendo el dominio de los vehículos. El portavoz popular y alcalde de Beranuy, Jesús Guitart, recuerda que existe un proyecto para construir un paso peatonal que garantizaría la seguridad de vecinos y visitantes en el tramo más estrecho de la travesía, que ya se ha presentado al Departamento de Movilidad del Gobierno de Aragón, y considera que «es el momento de ponerlo en práctica dada la peligrosidad latente siempre en esta zona que en las próximas semanas se va a multiplicar exponencialmente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.