Luis Escartín: «Los buenos hábitos en salud previenen los dolores de espalda»

0
529

-Usted es fisioterapeuta y osteópata, ¿para qué se utiliza una y otra disciplina?

-La osteopatía valora la lesión desde un punto de vista global e íntegro de todo el organismo, con técnicas manuales mientras que la fisioterapia se focaliza más en la zona lesionada con técnicas manuales y físicas, electroterapia.

La fisioterapia abarca numerosas patologías que la osteopatía no trata, como problemas neurológicos (hemiplejías), tratamientos postcirugía, rehabilitación (fractura óseas, prótesis de rodilla o cadera), personas con demencias, enfermedades respiratorias y cardiacas…

La osteopatía trata más el campo musculo esquelético.

Aunque en mi caso trabajo con técnicas de ambas disciplinas, combinándolas, dependiendo de la patología que presente cada paciente. La suma de las dos nos proporciona más herramientas para mejorar la salud de las personas.

Todos los tratamientos son únicos y además de la lesión o los síntomas que se trate, también dependen de los factores y la capacidad de recuperación de cada persona.

-Los dolores de espalda afectan a mucha población en general, ¿hay algo que podamos hacer para evitarlos?

-Siempre podemos hacer algo para evitar el dolor de espalda, principalmente adquirir unos buenos hábitos de salud, como pueden ser:  realizar ejercicio físico, caminar, nadar, ir al gimnasio… Mejorar nuestras posturas en el trabajo y también en casa. Buena alimentación, evitar sobrepeso. Dormir bien. Gestionar bien el estrés y nuestras emociones, respirar con calma, ejercicios de relajación.

Todo ésto nos va a ayudar en mejorar nuestra calidad de vida y por supuesto en prevenir molestias de espalda.

-Después de un año de pandemia y con el teletrabajo desde casa, ¿esto también afecta a nuestra espalda?

-Desde luego que los espacios y los recursos de los pisos son más limitados a los de la oficina, el ordenador, la mesa y silla de trabajo por ejemplo.

Los parones del trabajo y las relaciones sociales en los descansos tampoco son similares a los de nuestro domicilio. Y si además hay niños pequeños aumentamos el nerviosismo o estrés del trabajo. Todo esto genera más sobrecarga muscular, malas posturas mantenidas, desencadenando más dolor en nuestra espalda, cuello y cabeza.

-¿Qué podemos hacer para disminuir estas molestias?

-Tenemos que adaptarnos, primero adecuar el ordenador en la mesa a nuestra altura, buscar una silla que sea ergonómica para nuestra espalda.

Además realizar pequeños paseos por el pasillo cada hora para mover nuestro cuerpo, estiramientos, beber mucha agua para hidratarnos, realizar respiraciones profundas para disminuir nuestro estrés.

Y no dudar en ir al fisioterapeuta para la recuperación o como prevención de estos dolores de espalda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.