Con la llegada del otoño y sus característicos colores rojizos, amarillos y naranjas es tiempo de visitar comarcas aragonesas como la del Sobrarbe en la que los paisajes de esta época del año se vuelven todavía más impresionantes para habitantes y turistas.

Con las actuales restricciones causadas por la pandemia es el momento ideal para conocer todas las localidades, los monumentos y todas las actividades de naturaleza que hay en el Pirineo aragonés y que quedan cerca de casa y en la que puedes acercarte tanto para pasar el día como un fin de semana o tus vacaciones.

Nosotros te aconsejamos un total de cinco localidades que puedes visitar dentro de esta espectacular comarca que se alejan de la típica, aunque imprescindible, visita al parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y algunas actividades a realizar tanto en familia como en pareja o con amigos así cómo una guía de museos o monumentos históricos que no debes perderte si deseas adentrarte en el entorno y la historia de este territorio. 

Su singular entorno, su gastronomía, la práctica de deportes como el BTT, las rutas a lugares mágicos como los dólmenes, sumergirte en la historia de las brujas o descubrir el tipo de osos que habitaban en esta zona aragonesa son algunas de las actividades que harán que tu visita al Sobrarbe sea inolvidable.

En tiempo de la denominada ‘nueva normalidad’ te ofrecemos la posibilidad de descubrir una parte del Pirineo aragonés que tienes muy cerca de casa y que quizás no conozcas. Además se trata de un valle que quizás no se encuentra tan masificado como otros y en el que las medidas de seguridad se llevan de forma restrictiva tanto entre sus habitantes como en aquellos que lo visitan.

 Hostelería, alojamientos, comercios e instituciones han invertido en una total seguridad en sus instalaciones y en todas las actividades que actualmente se ofrecen con el objetivo de que el turismo se sienta tan seguro como en casa. ¿Te vienes?

arte ingenuo

ABIZANDA

En este otoño tan extraño que vivimos no está de más conocer nuestro entorno y por eso nosotros te recomendamos algunos lugares que debes visitar en la localidad de Abizanda. Comenzaremos por su torre, de 24 m de altura que Sancho el mayor mandó construir sobre el año 1023, que ya puede verse antes de llegar al municipio y que se trata de uno de los retos medievales de carácter defensivo más importantes de Aragón (actualmente no puede visitarse por la pandemia).

Siguiendo con la historia también podemos visitar el Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central, que actualmente está cerrado por las restricciones del Covid-19, el Centro de Estudios y Documentación de Aure y Sobrarbe (CEDAS) cuyo objetivo es garantizar la conservación de las costumbres, creencias y actividades que durante siglos han humanizado los Valles del Pirineo central o el Museo Paleontológico de Lamata donde descubrir algunos fósiles muy interesantes.

Pero en Abizanda también puedes divertirte en La Casa de los Títeres en la que Los Titiriteros de Binéfar hacen las delicias de los más pequeños y que cuentan con una programación especial para puentes y festivos.

Si lo que te gusta es el deporte puedes disfrutar de dos nuevas rutas en bici: la ZZ086- El Alto del Pino compuesta en un 46% por sendero y que cuenta con un gran componente ciclista pero también histórico y etnológico o la ZZ-087 Ermitas y castillos que discurre por la sierra de Arbe.

BÁRCABO

Bárcabo comprende a otros pequeños municipios de Sobrarbe como son: Almazorre, Betorz, Eripo, Hospitaled, Lecina y Santa María de la Nuez donde puedes descubrir, en estos tiempos de pandemia, rincones dentro de la provincia de Huesca.

En cada uno de estos núcleos puede disfrutar de un pase entre sus históricas calles donde cada rincón puede convertirse en una imagen para tus redes sociales favoritas o donde puedes descubrir parte de su historia gracias a sus escudos. 

Destacaremos, entre la infinidad de lugares que existen en esta zona de la comarca, las pinturas rupestres de Lecina Superior y Barfaluy en los que se conservan numerosas pinturas del Estilo Esquemático, obra de los pueblos agroganaderos del Neolítico e inicio de la Edad de los Metales.

También te aconsejamos acercarte hasta la iglesia de San Esteban de Almazorre para descubrir su pinturas románicas al igual que el impresionante Santuario de Nuestra Señora la Nuez.

Si lo que te gusta es estar rodeado de naturaleza y respirar el aire fresco hay decenas de senderos que unen todas estas localidades  que harán las delicias tanto de los pequeños aficionados al senderimos como de los más experimentados porque ya te avisamos que vas a quedar impresionado por sus espectaculares paisajes y su vegetación, más aún si cabe en una estación tan especial como el otoño.

arte ingenuo

FANLO

El hermoso municipio de Fanlo ejerce de capital del Valle de Vió, situado entre los ríos Ara y Cinca y entre el Parque natural de Ordesa y Monte Perdido y el Valle de Añisclo. Desde el municipio puedes disfrutar de diferentes sendas que, en este otoño, se encuentran enmarcadas en un paisaje donde destacan los colores amarillo, naranja y marrón propios de esta época, un espectáculo para la vista que no puedes perderte.

Destaca el bosque de la Pardina del Señor o de la Pardina Ballarín, en Fanlo, considerado uno de los doce bosques españoles más bonitos para visitar en otoño. Para acceder a este bosque hay que desplazarse hasta Sarvisé en dirección a Fanlo, y a menos de un kilómetro de llegar al collado que da acceso al pueblo veremos la señal que nos indica el inicio de la ruta. Este GR-15 une las localidades de Fanlo y Buesa (18 Kilómetros)pero esta ruta comprende unos cinco kilómetros. En la caminata podremos disfrutar del barranco del Chate, el barranco de Lana d’as Bracas o el barranco d’Ixos.

El alcalde de la localidad, Horacio Palacio, explica que “tenemos previsto crear miradores para que los visitantes puedan disfrutar de las magnificas vistas que tenemos desde Fanlo”.

LA FUEVA

El mágico valle de la Fueva es ideal para una escapada y recargar pilas en un entorno maravilloso, cerca de los pueblos y parque más emblemáticos, y un patrimonio cultural y gastronómico que harán las delicias de nuestro paladar y nuestra vista con paisajes de ensueño. El Valle de La Fueva es turismo rural en estado puro: casas rurales, apartamentos y alojamientos con encanto.

La Fueva es un lugar ideal para pasar tus vacaciones en pareja, en familia o con amigos, para disfrutar de la tranquilidad de sus pequeñas aldeas y pueblos o la amabilidad de sus gentes. Un valle que se encuentra cerca de todo y que hará de tus días de descanso o adrenalina, el recuerdo perfecto de una estancia inolvidable.

Formado por localidades como Muro de Roda, Humo de Muro, El Pocino de Charo, Humo de Rañín, Salinas de Trillo, Samper de Trillo, Morillo de Monclús, Tierrantona y Palo, este valle ofrece infinidad de opciones para descubrirla, entre ellas, su patrimonio románico. Esta ruta nos transportará en el tiempo gracias a las construcciones defensivas del S.XI, como el castillo de Samitier, el complejo militar de Muro de Roda o el castillo de Troncedo, declarados como Bien de Interés Cultural. 

No podía ser de otra manera, con semejante entorno natural el disfrute está servido. Bien con rutas senderistas de todos los niveles, practicando btt, escalada, descenso de barrancos, etc. Y por supuesto una gran oferta gastronómica con una deliciosa y sorprendente cocina tradicional típica de la alta montaña y alojamientos de ensueño…

LAFORTUNADA-TELLA-SIN

Comenzamos nuestra recomendación por Lafortunada donde además de visitar la ermita de San José puedes acercarte hasta el Museo Pirenaico de la Electricidad.

En Sin se encuentra la iglesia de San Esteban que ofrece una estampa típica de las iglesias de montaña y cuyo interior alberga una cripta recientemente restaurada, así como los restos momificados de Pedro Falceto, más conocido como Tiburcio. Además puedes ir hasta el molino harinero que conserva toda su estructura externa así como diferentes elementos de la molienda.  

En Tella, la Casa del Molino acoge el Museo del Oso, un espacio interpretativo que permite conocer una especie que se extinguió hace 12.000 años y cuya visita se complementa con la visita guiada a la Cueva del Oso Cavernario. La localidad, uno de los lugares preferidos por las brujas para celebrar sus aquelarres y hechizos, acoge hoy en día un museo, ubicado en la antigua Casa de la Maestra dedicado a la bruja.

Quizás uno de los lugares más visitados es el famoso dolmen de Tella, un sepulcro megalítico situado a 750 metros del pueblo y a una altitud de 1250 metros que se utilizaba hace unos años para guardar los aperos de labranza, hasta que se realizaron excavaciones arqueológicas en los años 50 y 70 que dieron como resultado el descubrimiento de huesos descompuestos y un punzón de hueso. Desde allí también podremos ascender hasta la cueva Coro Trasito.

Las excursiones en la zona son incontables pero no queremos dejar de recomendarte la ruta de las tres ermitas de Tecla, los miradores de Revilla en las Gargantas de Escuaín, Puntas Verdes, el recorrido por el GR-19 de Tella a Bielsa, la cueva de los Arnales o las rutas por Badaín como el chorro de Fornos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.