Paisajes pasajeros, la obra de Santiago Arranz en Castejón de Sos

0
144

El reputado artista altoaragonés Santiago Arranz, estrechamente vinculado con Castejón de Sos, expone en su taller de esta localidad ribagorzana su montaje “Paisajes Pasajeros. Pinturas recientes 2019/2020”, una magna muestra del trabajo último de uno de los más internacionales creadores aragoneses. Lo hace en su estudio de Las Maigüalas, donde los interesados podrán disfrutar de una novedosa manera de disfrutar del arte y de su proceso creativo de la mano de su autor, en una exposición que pretende ser la primera de una serie que prevé traer a Castejón de Sos en próximos veranos a destacados artistas del panorama nacional e internacional.
El alcance último del proyecto lo explica su promotor, recordando que Paisajes Pasajeros es su más reciente proyecto artístico y el primero que se va a exponer al público en su taller castejonense de Las Maigüalas. «Con este proyecto piloto pretendemos, junto a un grupo de profesionales del arte, intelectuales y galeristas afines, consolidar un ciclo de exposiciones monográficas dedicadas a otros artistas, durante los meses de verano, que se irán sucediendo a lo largo del tiempo. Prestaremos especial atención a aquellos creadores con más de 30 años de actividad artística y cuya sensibilidad sea capaz de proyectarse sentimentalmente en la naturaleza, haciendo de ésta la inspiración de un ciclo de exposiciones y libros que se irán presentando», apunta Arranz.
Esta exposición inaugural, en palabras del autor, «es un recorrido por las cuatro estaciones del alma» y resume en 100 cuadros el trabajo que se impuse a lo largo de un año: la observación del territorio en el recorrido que va desde su vivienda en Castejón, a la finca Las Maigüalas, donde se encuentra su taller.
«Durante este periodo de tiempo, he ido observando y pintando las transformaciones de la naturaleza a la que la pandemia ha regalado momentos estelares, alcanzando, este año en particular, un esplendor de belleza inusual, si bien la idea germinal que me animó fue anterior a estos acontecimientos, siendo el primero de estos cuadros pintado ya en el verano de 2019, justo después de concluir mi anterior exposición dedicada a Lorca y a su obra Poeta en Nueva York», recuerda el autor que, con este nuevo proyecto se plantea el reto contrario a su manera de proceder habitual al alejarse de la literatura, «que ha marcado buena parte de mis trabajos», y sustituir las cualidades simbólicas de ésta por el mero placer de la contemplación, recuperando de paso un medio sencillo de expresión, muy querido para el autor, como es la pintura.
El proyecto, tal y como se ha concebido para este espacio de Las Maigüalas, consta de 100 cuadros de pequeño formato, el mayor de los cuales no excede los 30 centímetros, y se desarrolla en un montaje perimetral que recorre todo el estudio, un cubo blanco en el que se distribuyen las obras en una secuencia, en torno a cuadro central que representa un árbol, «el primero que pinté, y el único de gran formato». Una pintura que, apunta Arranz, «surge de los sentimientos, antes que de los pensamientos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.