Ribagorza asume con normalidad y resignación el corte de la N-260 en octubre y noviembre

0
236

La situación de las urgencias sanitarias en octubre y noviembre es el asunto que más preocupa en la zona tras el anuncio realizado este miércoles por la subdelegada del gobierno en Huesca, Silvia Salazar, de que la carretera de acceso al Valle de Benasque, la N-260, quedará cerrada al tráfico durante ocho semanas en su tramo entre Campo y Seira para avanzar en el desarrollo de los trabajos de acondicionamiento que se están realizando en esta vía.
Los alcaldes de los pueblos afectados reunidos con la subdelegada en Graus esa jornada –el corte incide directa o indirectamente todos los de los valles del Ésera y del Isábena- se mostraron unánimes en este sentido al destacar que los 4000 residentes en la parte alta de la comarca van a sufrir un considerable alejamiento en distancia y en tiempo de acceso a sus hospitales de referencia que va a hacer, por ejemplo, que un paciente de Cerler pueda llegar a tardar hasta dos horas y media en llegar al centro hospitalario de Barbastro. Por ello, en este mismo encuentro solicitaron que se mantuviera en Benasque durante estos dos meses el helicóptero que presta servicio de rescate en los meses veraniegos y poder contar con una UVI móvil de refuerzo para atender a los pacientes del territorio.
«No estaría de más reforzar con un médico internista la plantilla sanitaria en estos dos meses sabiendo que vamos a estar más lejos de los hospitales», señala el presidente de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria, apuntando que va a ser una de las propuestas que le van a plantear a los responsables de Fomento y de la empresa que ejecuta las obras en la reunión que los empresarios del territorio van a mantener con ellos en la próxima semana. Sobre el corte de la carretera anunciado, Ciria se muestra positivista al considerar que «si no fuera necesario este corte, sería mucho mejor, pero reconocemos que en obras de esta envergadura y problemática técnica este tipo de decisiones son inevitables y era algo que todos teníamos asumido cuando comenzaron los trabajos». Eso sí, en el próximo encuentro con los responsables de la obra los empresarios de Benasque van a demandar que se trabaje día y noche durante este corte de la circulación «porque –apunta Ciria- lo importante es que se haga mucha obra y que se aproveche al máximo la extorsión que supone una medida así».
Su colega César Sistac, presidente de la Asociación de Empresarios de Ribagorza, tampoco ve inconveniente en que se produzca este corte «si realmente sirve para acelerar los trabajos, porque una vía como esta no se corta así como así». Reconoce que la medida va a suponer un alargamiento «de unos tres cuartos de hora» en el acceso al Valle de Benasque aunque puntualiza que ahora mismo, con los cortes intermitentes de la vía, esos retrasos ya se están produciendo en los desplazamientos por la N-260. «En nuestra empresa, preferimos subir estos días entre semana a Benasque por el Valle del Isábena porque hemos comprobado que, por término general, tardamos menos tiempo», explica.
Por su parte, el alcalde de Campo y vicepresidente de la Comarca de La Ribagorza, Eusebio Echart, entiende que esta decisión va a redundar en una agilización de los trabajos «que en caso contrario, manteniendo permanentemente el paso abierto a los vehículos durante todo el proceso de las obras, y aún con cortes puntuales, podría haber prolongado las obras por espacio de seis o siete años». Echart reconoce que, dadas las características de la zona donde se está trabajando, «si no se llega a producir un corte total que permita agilizar las labores más peligrosas, no se puede avanzar en serio».
«Ahora hay tramos en que la carretera es tan estrecha que cuando se está trabajando no hay casi sitio para que el camión pueda cargar los materiales que deben ser retirados, como para adecuar una circulación rodada de vehículos mínimamente viable», sostiene el alcalde, quien se muestra esperanzado en que en estos dos próximos meses «se de un notable avance al proyecto en las zonas más complicadas».
Algo más preocupado se muestra Jesús Guitart, alcalde de Beranuy, que no acaba de ver claras las alternativas viarias que plantea Fomento –redirigiendo el tráfico exclusivamente por otras carreteras nacionales del territorio- y que teme un crecimiento exponencial de la circulación «de todo tipo de vehículos, pero sobre todo de los pesados» por la A-1605, el Eje del Isábena, «que no está preparada para soportar un incremento sustancial del volumen de tráfico, ya que la carretera pasa por medio de varios pueblos, ni para el tonelaje de algunos camiones que circulan ahora por el Eje del Ésera».
Para la alcaldesa grausina, Gema Betorz, lo más importante de esta decisión «es que se hayan buscado fechas que no afectan mucho al sector turístico del territorio y que se haya tenido en cuenta la asunción de medidas para hacer frente a las urgencias y emergencias ». Entiende Betorz que este corte es «“casi” una buena noticia porque indica que las obras siguen adelante y hay voluntad política de que así siga siendo» y recalca que a nadie ha extrañado la necesidad del corte «porque todos éramos conscientes de la dificultad de las obras», sentenciando que «si éstas hubieran sido fáciles, la mejora de la carretera habría sido una realidad hace años».
Por su parte, el alcalde de Benasque, José Ignacio Abadías, considera que la medida no ha contado con la situación en que quedan los servicios regulares de transporte, «lo que va a generar un problema» y que tampoco ha habido coordinación para haber sacado adelante rutas alternativas como la de la carretera local de Espés al valle del Isábena, cuyas obras de acondicionamiento en curso «se tenían que haber finalizado antes de proceder al corte de la N-260 para ofrecer a los turismos un trazado más corto para llegar al Valle de Benasque». «Por lo demás –señala Abadías-, las obras hay que hacerlas, sabemos que conllevan siempre problemas y éramos conscientes de que el corte de la N-260 era una alternativa más que evidente».

Vías alternativas ante el cierre de la carretera N-260.
En su reunión con los alcaldes ribagorzanos, los responsables del proyecto de mejora de la N-260 les comentaron que legalmente se ven obligados a plantear como alternativa al cierre de una carretera nacional el paso por la otra carretera de igual importancia más cercana. Por ello, con los cortes de las vías establecidos en Campo y Seira –en sentido ascendente y descendente respectivamente- las alternativas previstas por Fomento pasan por desviar la circulación desde Graus por la N-123 hacia Benabarre y desde allí remontar por la N-230 hasta su enlace con la N-260 a la altura de Castarné y Bonansa en dirección a Castejón de Sos. Y en sentido contrario la alternativa propuesta pasa por utilizar la N-260 desde Castejón de Sos hacia Castarné y descender por la N-230 hasta Benabarre. El problema surge para los usuarios de la N-260 que vienen desde Aínsa, a los que se obliga a dar una enorme vuelta por Graus, bajando desde Foradada del Toscar por el valle medio del Ésera. Todas estas vueltas suponen añadir mucho kilometraje, y tiempo, a los viajes a o desde el Valle de Benasque.
La alternativa más lógica, y que va a ser la más usada, es la de la utilización de la A-1605 o Eje del Isábena desde Graus hacia Bonansa para enlazar con la N-260 hacia Castejón de Sos y, en Campo, la de la carretera local que sale desde esta localidad en dirección a Las Vilas del Turbón, Villacarli y el Valle del Isábena bordeando por el sur el macizo del Turbón. El incremento del tiempo del viaje sobre el habitual puede estar en torno a los tres cuartos de hora.
Y una pequeña carretera local que permite ahorrar unos kilómetros a los turismos –ni el firme ni la anchura permiten el paso de vehículos pesados- es la que sale desde la N-260 a la altura de la localidad del Abella y, tras pasar por Espés Alto y Bajo, desemboca en el Valle del Isábena una decena de kilómetros aguas arriba del monasterio de Obarra. Conocida como carretera del Riu Blanc, la vía se encuentra en obras de acondicionamiento que no han podido ser acabadas antes del cierre de la N-260.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.