SOS Pirineos pide el apoyo de los aragoneses para hacer frente a la ruina del sector turístico

0
45

La enésima manifestación convocada por SOS Pirineos, en esta ocasión en Benasque con una respuesta multitudinaria de las gentes de la Alta Ribagorza, ha coincido con el inicio de una campaña de recogida de firmas y apoyos promovida por esta misma entidad para reivindicar que el Gobierno de Aragón ponga en marcha cuanto antes un Plan de Rescate para una industria de la nieve en Aragón abocada a la ruina después de un año sin prácticamente ingresos de ningún tipo.
Esta llamada de auxilio gravitó sobre la manifestación celebrada en la villa pirenaica la pasada noche del miércoles que más de 300 manifestantes presentes volvieron a urgir a las autoridades aragonesas –para también a las nacionales, provinciales y locales- que pongan en marcha «cuanto antes» las medidas pertinentes que incentiven la reactivación económica del territorio y que habiliten las partidas económicas necesarias para poder ofrecer ayudas «directas y específicas» a unas empresas y trabajadores afectados por el parón económico derivado de las medidas adoptadas para luchar contra la Covid-19 que, en buena medida, han vivido estos últimos meses de unos ahorros que, en demasiados casos, se han agotado. Por ello, han reclamado un plan de rescate urgente para el sector de la nieve en Aragón.
Pero, además, demandaron la necesidad de permeabilizar el movimiento de los ciudadanos y la fijación de un calendario «veraz y concreto» de las previsiones de desconfinamiento para poder preparar la reactivación de unas empresas que llevan cerradas mucho tiempo, dos de las reclamaciones más coreadas en la manifestación que había sido convocada bajo el eslogan “Nuestros pueblos cerrados mueren. Juntos somos más fuertes”, y que se iniciaba a las 20 horas en la plaza del Ayuntamiento benasqués para recorrer diferentes calles de la localidad acompañada por el sonido de las caceroladas y los cencerros.
La concentración en Benasque presentaba una novedad frente a anteriores convocatorias reivindicativas ya que SOS Pirineos había puesto en marcha en esta ocasión la simbólica campaña “Silla vacía” con la que los ciudadanos de la zona mostraron metafóricamente la ausencia de visitantes y la paralización de la vida económica en el espacio pirenaico. De forma tímida durante la mañana y en mucha mayor cantidad conforme se iba acercando el momento del inicio de la manifestación, empresarios y ciudadanos de la zona fueron dejando estas sillas reivindicativas en la misma Plaza del Ayuntamiento que acogió el comienzo y el final de la concentración.
Las sillas fueron también testigos de la lectura del manifiesto y del llamamiento de socorro de las gentes pirenaicas. Desde SOS Pirineos recuerdan que, debido a los cierres perimetrales de las provincias y comunidad impuestos en octubre y la no apertura de las estaciones de esquí, se ha perdido toda la campaña de la nieve esta temporada 2020-2021 y que en los valles pirenaicos esta temporada de esquí -que va de diciembre a abril- supone para la mayoría de empresas y autónomos del territorio un ochenta por ciento de su facturación anual. Así mismo señalan que el sector de la nieve supone y genera un ocho por ciento de la riqueza de Aragón.
En este contexto y habida cuenta de que todas las empresas y trabajadores directa o indirectamente relacionados con el sector turístico en este territorio pirenaico –los hoteles, restaurantes, bares, tiendas de deporte, empresas de alquiler de material para la práctica de los deportes de invierno o escuelas de esquí, pero también las empresas de servicios y la gran mayoría de los negocios de la zona- han trabajado desde marzo de 2020, en el mejor de los casos, dos o tres meses, señalan que su supervivencia «está pendiente de un hilo» ya que al no haber tampoco densidad de población suficiente en la provincia de Huesca, «no es posible la apertura de nuestros negocios, ya que no hay clientes a los que atender».
Y recuerdan que son un sector estratégico, una industria –la de la nieve- que moviliza un parte «muy importante» del PIB aragonés y de la que dependen cientos de pequeños pueblos de montaña «cuyo futuro más inmediato está en serio peligro».
Por ello, hacen la petición «clara y concisa» al Gobierno de Aragón de que diseñe y ponga en marcha un plan de rescate urgente para el sector considerarlo responsable de la situación que se está viviendo en los últimos doce meses «desde el momento en que toma la decisión de no abrir definitivamente los perímetros ni las estaciones de esquí de Aramón», acusándole de tomar estas medidas sin prever ningún plan para salvar a los implicados «de la ruina inminente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.