Desde el imponente Castillo de Mequinenza, que evoca su pasado medieval, hasta los magníficos paisajes salpicados de almendros en flor durante la primavera, la comarca del Bajo Cinca invita a descubrir su patrimonio y sus encantos naturales. Las festividades locales, como las Fiestas del Pilar de Fraga o el Día de la Faldeta, brindan una viva muestra de la cultura regional. 

Con una mezcla equilibrada de tradición y modernidad, el Bajo Cinca ofrece una escapada única para aquellos que buscan explorar un destino único. Y en especial, a aquellos amantes de la pesca y deportes acuáticos que quieran ampliar su colección de buenos recuerdos. 

Ruta de la floración

La asentada economía frutícola de Fraga impulsa un acontecimiento anual coincidiendo con la floración de los melocotoneros y demás cultivos. Para conocerlo, existe una ruta de la floración que atraviesa los campos de Fraga, Belver de Cinca y Osso de Cinca, donde sacarse una foto viral es tan fácil como pulsar el botón de la cámara.

Descenso Internacional del Cinca

El descenso internacional del Cinca es un evento anual que atrae a entusiastas del piragüismo de todo el mundo. La prueba se celebra en el río Cinca, entre Fraga y Mequinenza, cubriendo 18 kilómetros de aguas bravas. Esta competición combina desafío deportivo con paisajes naturales, haciendo de ella una experiencia impresionante.

Fraga y el coetasso

La ciudad de Fraga fusiona historia y modernidad. La singularidad de su casco antiguo, de estrechas calles árabes, la plaza de San Pedro y su iglesia, ofrece al visitante un viaje al pasado. Mientras que el ensanche de la ciudad está salpicado de zonas verdes y comerciales que otorgan a la ciudad su carácter dinámico. Además, desde su castillo en lo alto, las vistas del río Cinca son inmejorables. 

Día de la Faldeta

La festividad del Día de la Faldeta en Fraga es una recreación anual de bodas tradicionales del siglo XIX, celebrada en abril, donde los fragatinos lucen trajes centenarios, especialmente las mujeres con sus siete faldas superpuestas y mantones de manila, resaltando la rica herencia cultural de la ciudad. 

Monegros Desert Festival

El Monegros Desert Festival empezó como una reunión de clientes del mítico club Florida 135 en 1994. Desde entonces ha ido creciendo en popularidad hasta aunar a más de 55.000 asistentes en el año 2023, convirtiéndose en uno de los eventos de música electrónica más importantes de España al que acude un cartel de reconocidos artistas de géneros como el tecno y el hip-hop.

Mequinenza

Mequinenza, perteneciente a la Comarca del Bajo Cinca, se ubica en la encrucijada entre los ríos Ebro, Segre y Cinca, resultando en un lugar que mezcla historia y encanto. Su casco antiguo, marcado por raíces árabes y las ruinas de su castillo medieval, conviven con una atmósfera moderna, brindando una experiencia auténtica para los visitantes. 

Embalse de Mequinenza

El embalse de Mequinenza es un referente europeo de la pesca deportiva. Cada año se realizan más de 30 competiciones deportivas, y la industria relacionada con esta ha crecido hasta convertirse en el motor económico de la zona. El origen de este fenómeno se encuentra en la suelta masiva de alevines en los años 60, que hoy se han desarrollado en ejemplares de siluros de auténtico récord. 

Ripas de Ballobar

Las imponentes ripas sobre Ballobar parecen un paisaje de cuento. El sendero hasta la cima, de acceso relativamente sencillo, ofrece panorámicas fascinantes de pueblos cercanos como Zaidín, Chalamera, Osso y Belver. Mientras que desde abajo, la fotografía de estas rocas monumentales se convierte automáticamente en una acertada postal de viaje. 

Villa Fortunatus

Villa Fortunatus, a 5 kilómetros de Fraga, es un relevante yacimiento romano que remonta a una villa agrícola entre los siglos II y IV. Solo accesible mediante visitas guiadas de la oficina de turismo de Fraga, muestra la exuberancia agrícola que los romanos aprovecharon, reflejada en mosaicos finamente decorados hallados en las estancias de la villa.

Castillo de Zaidín

El Castillo de Zaidín, antigua fortaleza musulmana, tuvo un rol crucial en la historia regional. Conquistado y reconquistado entre musulmanes y cristianos desde el siglo XI hasta su toma definitiva en 1148. Hoy, sus ruinas consolidadas intuyen una idea del patrimonio que supusieron, que les llevo a ser declaradas Bien de Interés Cultural. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.