Una excelente excursión por tierras de Ribagorza y Sobrarbe

0
785

 

El Centro Excursionista de Ribagorza, CER, y los clubes sobrarbenses del Club Atlético Sobrarbe, CAS, de Aínsa y Nabaín de Boltaña sigue estrechando relaciones y fomentando actividades conjuntas. La última propuesta conjunta fue la realización este pasado domingo de una excursión por tierras de Ribagorza y Sobrarbe concluida en una agradable comida de hermandad en la explanada del santuario de Nuestra Señora de Bruins, en La Fueva.

La jornada fue redonda en todos los aspectos ya que las condiciones climáticas se sumaron para hacer de la experiencia algo inolvidable para los 63 excursionistas que finalmente tomaron parte en la cita. 33 de ellos eran socios del CER y los otros 30 de los clubes del Sobrarbe hermanados en esta marcha que salió desde el puente medieval de Besians para concluir, tras cinco horas y media de marcha –con varias paradas para admirar y disfrutar de distintos puntos del recorrido-, en la explanada del venerado santuario mariano del Sobrarbe.

Fueron 15,5 kms. de recorrido en los que los excursionistas salvaron un desnivel positivo de poco más de 500 metros en una marcha que, desde el puente de Besians y la localidad contigua, dirigió a los participantes hacia el núcleo de Caballera. Atravesaron los dos barrios de esta interesante localidad que se está recuperando de su abandono en los últimos años y se dirigieron luego hacia la zona conocida como El Basal para ir a buscar el camino viejo que circula junto al barranco de la Reguera de Troncedo.

Con algo de retraso sobre el horario previsto llegaron a esta monumental población abrazada a los restos de su imponente castillo por lo que fue necesario agilizar un poco la marcha tomando el cercano ramal del GR 1 hacia Salinas de Trillo para tomar ya un camino directo hasta el santuario de Bruins, punto y final de la marcha y escenario de una animada comida de hermanamiento con ensalada y paella que hizo las delicias de todos los presentes.

«Me comentan que tal vez hizo un poco de frío al final de la comida, cuando se puso el sol, pero la experiencia fue agradabilísima y prácticamente podemos dar por institucionalizadas las actividades conjuntas entre las tres asociaciones  con la realización de, al menos, una excursión conjunta al año», comenta el presidente del CER, Carlos Bravo, que esta vez no pudo ser de la partida ya que se recupera de una pequeña intervención quirúrgica que le mantiene en el dique seco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.