Vivir en Altorricón

0
606

Susana Ramón. Alcaldesa de Altorricón

Recién iniciado 2022, seguimos trabajando en los proyectos y obras iniciados en 2021 y en otros de nuevos que recoge el presupuesto de 2022. Obras que ya están en su fase final como el acondicionamiento de la zona verde de la Coma, una obra que hará que esa zona mejore su aspecto de forma considerable, la construcción de la caseta de la depuradora de las piscinas municipales…y otras que se prevé se inicien en las próximas semanas como son la reurbanización de la calle Joaquin Costa y la sustitución de la cubierta de la casa cultural.

A esto hay que sumarle las mejoras que se están realizando en las instalaciones del campo de fútbol, que finalizarán en primavera con la resiembra del césped y la inminente construcción de una pista de pádel en la zona anexa de las piscinas municipales.

En Altorricón, el deporte tiene un importante papel, contamos con varios clubes deportivos, con una Escuela del Deporte que ofrece prácticas deportivas a niños y mayores durante todo el año  y con varios deportistas de élite, a los que el Ayuntamiento apoya para que puedan seguir su andadura y progreso en el mundo de la competición.

En breve se abrirá al público el espacio deportivo que incluye piscina climatizada y gimnasio, para así ampliar esa oferta deportiva que se da en el municipio y que desde el Ayuntamiento consideramos primordial por su  importancia en el desarrollo físico, psicológico y social.

Las inversiones, este año también van a llegar a la residencia municipal de la Tercera Edad, donde gracias a la aportación del 60% de la inversión por parte del Gobierno de Aragón  y el resto con fondos propios del Ayuntamiento de Altorricón,  se llevarán a cabo mejoras encaminadas a un cambio de modelo de cuidados y en el que la atención sea más individualizada situando a la persona en el centro de atención, y para ello se van a introducir nuevos equipamientos y mejoras tecnológicas que hagan más fácil la vida de los usuarios.

La inversión en caminos también se lleva una partida importante del presupuesto, estamos hablando de 85.000 €, para realizar el bacheo de los caminos asfaltados durante el año.

También apostamos por la adecuación  de  las zonas verdes, que mejoran el aspecto del municipio, a la vez que se crean lugares de encuentro y socialización, tan necesarios en los días que corren. Para ello se está trabajando en el futuro proyecto del parque de la calle los Nogales y de la creación de un bosque urbano en las inmediaciones de las piscinas municipales.

El proyecto para la  futura construcción de un edificio polivalente para la celebración de actos culturales y festivos, que albergará en su planta superior aulas para desarrollar la formación de todos quienes quieran formar parte del Aula de formación y la Escuela de música, será presentado en las próximas semanas.

Tras el éxito del año 2021, dónde contamos con 13 solicitudes, hemos dado continuidad al programa para rehabilitación de fachadas de viviendas y edificios del casco urbano, con subvenciones que pueden alcanzar los 700 € para incentivar al mantenimiento y mejorar tanto el aspecto estético como de eficiencia energética. Trabajar en el tema de vivienda, es fundamental si queremos poder dar satisfacción a la demanda creciente y sobretodo con el horizonte puesto en la llegada de nuevas empresas y las repercusiones que tendrá la plataforma logística de Tamarite de Litera.

Seguir ofreciendo una variada oferta cultural a lo largo del año, es una de los objetivos de la concejalía de cultura, que ya está manos a la obra programando lo que va a ser una interesante programación cultural para la primavera y el otoño cultural.

Seguir trabajando para ofrecer los mejores servicios y para que los vecinos y vecinas de Altorricón vivan a gusto en su pueblo y para que Altorricón sea un pueblo próspero y con un futuro importante.

Ana Domínguez

Cuando en 2004 comenzamos a diseñar la bandera y el escudo de Altorricón, los expertos en heráldica nos propusieron una montaña como elemento central. Pensaban en un lugar “alto”, sin conocer nuestro paisaje y nuestra historia. Nuestra propuesta hablaba de una torre, aludiendo al término Torriquó, que aparece en el Libro de Monedaje de 1397, para dar nombre a nuestra localidad. Esa torre se rodea de cuatro monedas de plata, que representan a las localizadas en un tesorillo ibérico y, a la vez, a la riqueza económica que se ha conseguido gracias al esfuerzo y trabajo de las gentes. Todo sobre un campo verde. Es el campo verde que nos rodea la mayor parte del año y nos da una gran parte de la riqueza.

La propuesta se aceptó y esos colores, unidos a los de Aragón, nos representan.

No es casualidad que, cuando pudimos pasear por los alrededores del pueblo en mayo de 2020, después del primer confinamiento que vino con la pandemia, el verde brillante del campo nos sorprendiera más que nunca y el contraste con las amapolas (“roellas”) que crecían al borde de los caminos semejaran a los colores de nuestra bandera. Después, he comprobado que los verdes y dorados se suceden durante todo el año y la tierra no descansa dando sus frutos a las gentes que la trabajan.

Podría pensarse que un lugar llano, y no “alto” como se imaginan los que no nos conocen, no tuviera un paisaje interesante. Pero lejos de esa idea, la llanura de Altorricón es lo que permite que la vista pueda llegar lejos, hasta las cumbres del Pirineo en los días claros, pues desde el camino de la ermita se ve Cotiella. Poder extender tan lejos la vista relajando el espíritu, o ver los colores impresionantes de los atardeceres de este pueblo, es un espectáculo que no se consigue en cualquier lugar y tan barato.

Ahora , en invierno, el paseo por el camino de la ermita de san Bartolomé nos deja reconocer a lo lejos la silueta del parque, los árboles de hoja perenne y caduca, el olmo del cruce con la cabañera Real,… en contraste con las luces rojizas de la tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.