José María Ciria, presidente de la ATEVB, confirma el incremento del turismo alemán y austriaco en el Valle de Benasque

0
1196

 

El presidente de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria, confirma una tendencia que se está constatando en los últimos años en la zona: el sustancial incremento del turismo procedente de Alemania, Austria y Suiza, algo que abre interesantes expectativas al sector en el Valle de Benasque.

-PREGUNTA. ¿Desde cuándo se observa este incremento del turismo procedente de Centroeuropa?.

-RESPUESTA. Ya llevamos varios años en que, aunque parezca mentira por la cantidad de montañas que tienen en sus países de origen, están aumentando los visitantes austriacos, alemanes e, incluso, suizos. Son gente que tienen muchísimas montañas, que conocen profundamente el medio, pero que han venido al Pirineo y les está encantando por la diversidad de espacios que están encontrando. Muchos nos lo comentan: hasta que no están aquí, no se hacen a la idea de que el Valle de Estós, por ejemplo, sea tan diferente del de Vallibierna o del fondo del Valle de Benasque. No alcanzan a entender antes de llegar aquí que en un territorio tan pequeño existan tantos ecosistemas diferentes. Por ejemplo, esta misma primavera, en nuestro hotel hemos tenido un grupo de austriacos haciendo esquí de travesía y nos han comentado que posiblemente el Valle de Benasque sea uno de los mejores de Europa para practicar esta modalidad deportiva. Y todo indica que va a seguir habiendo un incremento de clientes procedente de esas zonas.

-P. ¿Cómo empezaron a llegar turistas de esos países?.

-R. Me encantaría decir que fue por una campaña de promoción, pero la historia comenzó hace unos ocho o nueve años cuando, un poco por casualidad, vino una chica alemana con el presidente de los guías suizos. Les encantó la experiencia y la zona y la chica, que tiene una agencia de viajes, ha ido trayendo compatriotas que, a su vez, con el boca a boca, han ido descubriendo la zona a otros amigos. La montaña de Benasque les encanta, todos dicen que el esquí de travesía es fuera de serie y, además, asequible técnicamente, con menos desplazamientos que en otras cordilleras y más seguro que en zonas como los Alpes, donde las avalanchas son mucho más frecuentes que aquí. Así empezó todo. Y esta primavera sabemos que van a venir varios grupos en una tendencia que parece ir en aumento porque, aparte de las bondades de nuestra montaña, la calidad y variedad de la cocina les tiene cautivados y valoran enormemente el sol ya que vienen de zonas donde no lo ven en semanas.

-P. ¿Cómo es el turista tipo centroeuropeo?.

-R. Suelen ser gentes de mediana edad para arriba, de más de 50 años por regla general, y de nivel económico medio alto y alto. Muchos de ellos llegan atraídos por la práctica del esquí de travesía a finales de invierno y en primavera pero cada vez son más los que nos visitan en temporada de verano. En concreto, hay un grupo de alemanes que residen en Alicante, han conocido Benasque, les ha encantado y han empezado a organizar viajes para compatriotas jubilados que residen en el Levante y para familiares que viven en la propia Alemania. Y vienen también grupo de austriacos o suizos en parecidas circunstancias; a todos ellos les encanta la montaña de la zona, su gran variedad y, además, el poder disfrutar de las noches locales sin problemas hasta unas horas que en sus lugares de origen son prohibitivos, impensables.

-P. ¿Cómo son estos clientes?.

-R. Los alemanes y austriacos son gente muy educada, muy maja, no dan ningún problema y viene con las cosas muy aprendidas. Los suizos son un poco más secos, por lo general, algo distintos en el trato que es menos cercano, pero muy correctos.

-P. Está el reto de potenciar el turismo procedente de Francia.

-R. Sí, desde luego. Franceses van viniendo y siempre han venido aunque, al no tener comunicación directa con ellas, en menor cantidad que a otras zonas del Pirineo. Me gustaría que fueran más, obviamente, y allí tenemos un campo potencial de incremento de visitantes más que considerable. Y no hay que olvidar el mercado italiano; han venido algunos clientes de la zona de los Alpes itálicos, les ha gustado la experiencia, y, al igual que se ha consolidado la llegada de alemanes o austriacos, podríamos tener allí un importante foco de potenciales visitantes que deberíamos trabajar.

-P. ¿Cómo se puede reforzar esta oferta turística hacia estos mercados emergentes?.

-R. A nivel de potenciar nuestra imagen internacional, en el Valle de Benasque hemos hecho más bien poco o nada y en este asunto pienso que deberíamos hacer mucho más. Tenemos que ir a las ferias de los distintos países, hablar con los clubes de montaña, que es importantísimo, hacerles ofertas específicas. Ya hemos visto que Benasque funciona como destino turístico en sitios que tienen montaña y debemos potenciar los contactos con esas zonas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.