La Puebla de Castro convoca su tradicional Feria de Artesanía San Román

0
340

Sumándose a la –ya- larga relación de poblaciones de toda España que empiezan a recuperar sus ferias otoñales ante la mejora de la situación pandémica, la localidad ribagorzana de La Puebla de Castro ha convocado para este próximo sábado su tradicional certamen de San Antón, una feria de artesanía heredera directa de la que se ha venido celebrando en el pueblo desde el siglo XIX.
Organizada de nuevo por la Asociación Cultural de La Puebla de Castro con la colaboración del Ayuntamiento pueblense, se instalará en el entorno de la Plaza Mayor y se complementará con diversas propuestas expositivas, recreativas y culturales para hacer de ésta una jornada plenamente festiva.
Las hogueras encendidas en el ferial para combatir las temperaturas habitualmente bajas de la jornada se han convertido en un elemento imprescindible de este certamen que este año se inaugurará a las 9,30 y que durante la mañana propone a los asistentes la celebración de una exposición de las tallas y maquetas del artesano local José Riba o poder disfrutar de la ambientación musical que correrá a cargo del grupo Julia Maro Quartet cuyo repertorio, partiendo de una base de jazz, aborda distintos géneros como boleros, swing o bossa nova intercalando temas compuestos por Julia Maro con canciones populares.
A las 10,30 llegará el clásico –y siempre esperado- almuerzo popular, para el que los socios deberán recoger sus tickets en el puesto de la Asociación, y una hora después arrancarán unos juegos en familia dirigidos por el colectivo “En el patio de tu casa”. El programa diseñado concluirá este año a las dos de la tarde, momento en que tendrá lugar el sorteo de un sabroso jamón ente los que se hayan “enferiau”.
Debido a la situación de riesgo sanitario en que todavía andamos inmersos, en esta ocasión quedan fuera del programa ferial la comida popular y la posterior sesión de baile con que se culminaba en otras ediciones esta jornada festiva.
Esta feria de San Román siempre se consideró un certamen “menor” en la comarca ya que para los artesanos que en los siglos XIX y XX se trasladaban a la entonces mucho más importante feria de Naval era un punto de parada previo al certamen principal. Incluso llegó a desparecer en la década de los setenta pero, tras su recuperación hace ya más de dos décadas de la mano de la Asociación Cultural, ha ido adquiriendo un enorme auge como punto de encuentro de las gentes de la zona y escaparate de la producción artesana que se está realizando actualmente en la Baja Ribagorza donde se han radicado en los últimos tiempos numerosos artesanos.
Ellos han tomado el relevo de los turroneros, los sogueros y los percheros que, procedentes de Graus y otras localidades ribagorzanas, paraban en La Puebla de Castro camino de Naval. Asociada a esta tradición ferial se celebraban en la población una serie de actos tradicionales entre los que destacaban los religiosos: cuentan las crónicas que en esa fecha se celebraba una solemne misa concelebrada por tres párrocos, que tras la misa venía una gran procesión y que, después, los mozos encendían una albarda y una bota de vino vieja que paseaban por las calles del pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.