Balance positivo en las jornadas medioambientales organizadas por el Ayuntamiento de Montanuy

0
265

Casi 300 personas han participado en alguna de las veintidós actividades organizadas en las últimas semanas por el Ayuntamiento de Montanuy en el marco de las segundas Jornadas Medioambientales de este municipio ribagorzano. Organizadas por el consistorio, estas Jornadas acaban de finalizar con un balance calificado como «positivo» al cumplir con el objetivo propuesto de concienciar a los participantes sobre la necesidad de conservar la naturaleza.
Desde el pasado mes de agosto, se han venido celebrando diversos talleres, charlas y paseos interpretativos con el hilo conductor de la sensibilización ante el efecto del cambio climático en el patrimonio natural de este municipio pirenaico que se extiende entre espacios de gran valor ecológico como el Parque Natural Posets–Maladeta y el Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos.
El Refugio de Llauset acogió a más de cien participantes en el programa de sensibilización ‘Cita en las Cimas’ que se desarrolló durante cuatro fines de semana durante los que se profundizó en aspectos como el paisaje periglaciar y la influencia del cambio climático en el retroceso glaciar y se pudo recorrer el entorno de los ibones de Cap de Llauset, Botornás y Angliós para conocer in situ sus características geológicas y la flora y fauna de sus inmediaciones.
Más que un carácter anecdótico tuvo la actividad programada el 16 de octubre, una jornada después de la conmemoración del Día de la Mujer Rural, en la que veinticuatro mujeres de Montanuy participaron en taller ‘Hogares Verdes’ en que se recuperaron sabores ancestrales en el manejo tradicional de plantas o ungüentos para usos cosméticos, paramédicos y para la limpieza del hogar. Y para los más pequeños, el Museo Etnográfico de Castanesa fue el escenario de tres talleres de reciclaje o consumo cero.
Las rutas por parajes naturales también tuvieron una notable aceptación. Seis paseos por entornos de interés como el Camí de la Creu o el hayedo de Salenques sirvieron para profundizar en el efecto que está ya ocasionando el calentamiento del clima en la flora, la fauna y los glaciares pirenaicos. Pero los participantes también aprendieron a descubrir huellas o rastros de animales, identificar el pasado glaciar de los valles, conocer los líquenes como bioindicadores o calcular el ahorro de carbono que generan los bosques.
Estas segundas Jornadas Medioambientales de Montanuy se cerraron con la celebración del Día de la Movilidad con una salida en grupo de orientación y una excursión en bicicleta. Así mismo, durante esta jornada varios de los participantes pudieron calcular la huella de que dejan en el plantea sus actividades profesionales y sus hábitos cotidianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.