Benabarre, primer municipio oscense integrado en Cittaslow, la red de municipios por la calidad de vida

0
611

El comité de coordinación internacional de la Red Cittaslow otorgaba el pasado jueves su distintivo de calidad Cittaslowo a los municipios de Artà, en Baleares, y de Benabarre, en el Alto Aragón, que se suma así al de Rubielos de Mora como los dos representantes aragoneses en esta red internacional de municipios por la calidad de vida de la que forman parte también otros diez municipios del resto de España.
Cittaslow nació como una respuesta al estrés, las prisas, las aglomeraciones, las colas, el ruido y el asfalto que imperan en la vida contemporánea predicando lo que se ha venido en denominar una filosofía “Slow” que ha bautizado a aquellas “Ciudades Slow” que aminoran su velocidad para convertirse en espacios donde se compatibiliza la calidad de vida y el amor por las tradiciones, la propia identidad y la historia con las comodidades y la modernidad, pensando en las próximas generaciones. Muestra de ello es Benabarre, la villa ribagorzana que en los últimos años ha apostado por iniciativas que indudablemente encajan en esta descripción, como la recuperación del Ball dels Salvatges, la rehabilitación del Castillo de los Condes de Ribagorza y distintos elementos patrimoniales relacionados con los oficios tradicionales (pozo de nieve, molino de aceite, molino de harina, lavadero municipal), la rehabilitación del antiguo hospital de Santa Elena y su reconversión en albergue municipal, la implantación del centro rural de innovación educativa o la defensa de la gastronomía local a través del sello de calidad “Benabarre Sabor” y la celebración de la Festa de la Coqueta.
Una realidad que le ha servido para certificar su ingreso en esta Red Cittaslow que, en la actualidad, está presente en 236 ciudades de 30 países de todo el mundo, desde Alemania, Francia, Noruega o Holanda, hasta Australia, Turquía, China, Corea del Sur o Estados Unidos.
La Red Cittaslow española se empezó a gestar el 2003 por iniciativa de Palafrugell y en 2008 se unieron a ella Mungía, Lekeitio, Rubielos de Mora, Begur y Pals. Posteriormente se fueron incorporando Begues, Morella y Balmaseda y, en junio de 2018, Bubión, municipio de la Alpujarra Granadina, y la tinerfeña Villa de la Orotava.
Desde la creación del sello de calidad “Benabarre Sabor” y la posterior puesta en marcha de la asociación Slow Food Ribagorza en el año 2012, el consistorio benabarrense ha estado trabajando para integrarse en este grupo de municipios que apuestan por la calidad de vida y a comienzos de este año retomaba los contactos con el gestor técnico de Cittaslow quien les ha guiado en todo el proceso de documentación y autoevaluación.
Para conseguir el distintivo, Benabarre ha tenido que trabajar especialmente en siete áreas o categorías; las de políticas energéticas y medio ambientales, la de infraestructuras, calidad de vida urbana, políticas a favor de la agricultura, el turismo y la artesanía, de hospitalidad, concienciación y formación y de cohesión social y asociaciones.
Ha debido hacer bien el trabajo ya que el pasado martes 23 de marzo, inesperadamente, se recibió en el consistorio la notificación oficial de su adhesión a la red al haber obtenido una de las puntuaciones más elevadas, con un 86,96%. El ingreso se formalizaba este jueves en una sencilla ceremonia virtual en la que se daba la bienvenida a los dos municipios españoles y a los de Chuncheon en Corea del Sur, Węgorzewo en Polonia y Stollberg en Alemania.
Con esta distinción, el Ayuntamiento de Benabarre se compromete a difundir la filosofía del movimiento Slow Food entre sus vecinos y visitantes, así como -entre otros asuntos- a llevar a cabo un plan de resiliencia que tenga en cuenta la apuesta por un turismo sostenible, la mejora de la calidad del destino, la recuperación de espacios degradados, la promoción de los productores agroalimentarios y cocineros locales, el apoyo a nuevas iniciativas agroalimentarias tradicionales y ecológicas que permitan obtener productos de máxima calidad, la creación y el asesoramiento para la puesta en marcha de huertos ecológicos y la realización de acciones formativas sobre impacto ambiental de nuestras acciones y decisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.