La Sala de Exposiciones de la grausina Casa Heredia ha acogido hasta la llegada del otoño una espectacular selección de las mejores fotografías que han concursado en el certamen “Río Isábena. El valle olvidado” organizado por la Asociación Ramiro I con la colaboración del Ayuntamiento de Graus, la Comarca de La Ribagorza y el Grupo de Empresas Mazana. Una muestra con más de cien imágenes –complementadas por un montaje audiovisual con el resto de las imágenes concursantes- que reflejaban el valor natural y cultural de este rincón ribagorzano y componían un fascinante mosaico de uno de los valles más desconocidos del Pirineo, dignificado en esta exposición de la que hablamos ahora con Angel Aventín, presidente de la entidad convocante del certamen.

¿Cómo surgió la idea del concurso?
Este certamen es la continuación del organizado el año pasado sobre el río Ésera. Y, como aquel, su objetivo ha sido el de dar a conocer por medio de fotografías, de imágenes, la cuenca del río –en este caso el Isábena- y divulgar así uno de los valles más bonitos y desconocidos del Pirineo.

¿Cómo ha sido la respuesta a la convocatoria?
Más o menos como la del año pasado, aunque costó algo más que entonces arrancar el envío de las primeras fotos a concurso. Pero luego las cifras son concluyentes; han participado un centenar de concursantes que han presentado 234 fotografías, muchas de ellas de enorme calidad, lo que se lo puso muy difícil al jurado a la hora de determinar los ganadores. Cabe recordar que el primer premio fue para José Ángel Pueyo Salamero por su fotografía titulada ‘Lágrimas de San Lorenzo’ en la que consiguió atrapar la caída de las perseidas sobre uno de los puentes del río. Andrés Comajuncosa Fortuño, de Campo, con la foto ‘Luces de pesebre sobre el Isábena’ y Sergio Sanz Carcas, de Zaragoza, y su ‘Vía Láctea desde el puente de Pardinella’ obtuvieron el segundo y el tercer puesto respectivamente.

¿Existe algún motivo predominante en las imágenes presentadas?
El Isábena es un río y un valle muy fotogénico, sobre todo por los puentes tan bonitos que salvan el río a lo largo de su recorrido. Y son precisamente estos puentes el motivo que con más insistencia se ha fotografiado para este concurso. Imágenes de lo más diversos de los puentes de Capella, Roda, La Puebla de Roda, Serraduy, Beranuy, Obarra o Laspaúles, diurnas y nocturnas, con mayor o menor exposición… y la mayor parte de ellas de indudable belleza. Pero también se han fotografiado otros muchos motivos que permiten trazar una amplia radiografía de toda la cuenca del río desde su nacimiento junto a Laspaúles hasta su desembocadura en el Ésera, ya en Graus. Y no hay que olvidar que junto a la monumentalidad de los puentes está la de los edificios tan apabullantes como la catedral de Roda o el monasterio de Obarra, que también figuran en muchas de las fotos a concurso.

La exposición se ha podido disfrutar en Graus. ¿Hay posibilidad de que se muestre en algún otro sitio?
Estaremos encantados en la Asociación Ramiro I de ponerla a disposición de cualquier ayuntamiento o asociación de la zona que la pida. Y también de colaborar con entidades de cualquier otro punto de la geografía ribagorzana, aragonesa o de fuera de nuestra región porque de lo que se trata es de dar la mayor visibilidad y divulgación a este rincón ribagorzano que tiene una tremenda fuerza en sus paisajes y rincones.

¿Cómo es el valle del Isábena?
Casi lo estamos describiendo en las anteriores contestaciones. Desde Laspaúles hasta Graus es una sucesión de paisajes menos agrestes que los del Ésera pero de indudable belleza en cualquier época del año. Y ello acompañado por una riqueza monumental que tiene poco parangón en otros territorios pirenaicos. El románico está omnipresente y conserva numerosas edificaciones en este estilo que van mucho más allá de la catedral de Roda o el monasterio de Obarra. Pero también cuenta con iglesias renacentistas tan monumentales como las de Lascuarre o Laguarres, conjuntos urbanos evocadores como los de Capella, Roda o la Puebla de Roda, la singular trama urbana de Lascuarre, el conjunto de Beranuy, la magia y el misterio que envuelve a Laspaúles, la presencia totémica del Turbón… Hay mucho que disfrutar en este territorio.

Y no sólo monumental o paisajísticamente. También en el plano gastronómico merece la pena recorrer el Isábena.
Efectivamente. Hay a lo largo de las localidades por las que atraviesa el río una serie de restaurantes de enorme calidad, empezando por los grausinos y siguiendo, en orden ascendente, por Casa Pastoré de Capella, el de Casa La Colomina, los dos de Roda de Isábena y los otros dos de La Puebla de Roda, el de Casa El Peix de Serraduy, el de La Cuadreta en las Herrerías de Calvera o los dos de Laspaúles. En todos ellos, sin excepción, se come de maravilla y yo les estoy especialmente agradecido porque desde el primer momento han colaborado con gran generosidad con este concurso que también ha sido posible gracias a las aportaciones y al patrocinio del Ayuntamiento de Graus, la Comarca de La Ribagorza y el Grupo de Empresas Mazana y la colaboración de distintas empresas y entidades ribagorzanas.

¿Tendremos nuevo concurso fotográfico para el verano que viene?.
Sí, ya estamos trabajando en su organización desde la Asociación Ramiro I. El motivo del próximo certamen serán los árboles centenarios y singulares de Ribagorza, que hay muchos y muy espectaculares, permitiendo la obtención de unas imágenes de enorme plasticidad. Las bases del concurso seguirán siendo las mismas que en los dos ya celebrados, con fotografías que deberán realizarse entre su convocatoria, previsiblemente el 1 de junio, y el 31 de agosto del próximo 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.