¿En qué punto está la Ribagorza frente a los retos del presente y el futuro?

En estos momentos yo creo que la comarca se encuentra en una etapa en la cual ha consolidado todos los servicios que presta. Y ya no ahora, sino desde hace tiempo. Uno de los retos que tenemos por delante es acercarnos al terreno productivo para demostrar nuestra sensibilidad en relación al desarrollo de nuestro territorio.

El segundo reto son los jóvenes, posibilitando el desarrollo de su proyecto de vida y que encuentren aquí su hogar. Para ello ya hemos puesto en marcha algunas medidas, como el programa Ribagorza Emprende que se da cita el próximo 6 de junio.

Por otro lado, un tercer punto va a ser la gestión de un plan de sostenibilidad turística por valor de 4.150.000 €.

Festival Castillo de Aínsa 2024 700×200

¿Y en cuanto a las infraestructuras?

Cuando hablamos de que un territorio sea atractivo, efectivamente las infraestructuras e inversiones son fundamentales. Yo tengo una máxima que dice que “el ciudadano de la Ribagorza debería tener un acceso a servicios como si estuviera en el centro de Zaragoza”. Y la queremos hacer valer, porque al final los derechos son iguales para todos. Aunque evidentemente tenemos una serie de exigencias.

En comunicaciones queremos conectar Graus con el Somontano pasando por Torreciudad, mejorar la carretera nacional N-260 más allá de las obras del Congosto de Ventamillo, y la conexión de Roda de Isábena con la zona de Monesma y Cajigar.

En lo que respecta a la sanidad, lo que más notamos es la falta de profesionales tanto en medicina como en servicios sociales. Deberían ir de la mano, especialmente en la atención a personas mayores.

¿Cómo están los retos en la educación?

En educación yo creo que no estamos tan mal. Es decir, creo que hay una buena red de centros, contando con los agrupados, que es suficiente para atender las necesidades que tenemos en nuestra comarca. A su vez, gestionamos el servicio de transportes para que el alumno pueda llegar hasta ellos venga de donde venga, por lo que somos conscientes del esfuerzo que supone.

Donde sí que notamos un déficit es en materia de formación profesional. Muchos de los alumnos que no quieren continuar bachiller se ven obligados a desplazarse a Barbastro o Monzón a recibir este tipo de formaciones. Y esto no es una crítica perse, pero vemos que hay grados que encajarían con las actividades económicas de nuestro entorno próximo. Por este motivo, vamos a hacer una propuesta al Gobierno de Aragón, puesto que queremos avanzar en la implantación de este tipo de enseñanzas y vincularlas a las empresas locales.

¿Y cómo está el tema de la vivienda?

Tenemos diferentes puntos en nuestra comarca, como es la zona de Benasque, que es un punto turístico muy importante pero donde prima la ausencia de vivienda. Al final esto afecta no solamente a los que quieren venir, sino a los jóvenes que se quieren quedar. En este momento no contamos con promociones en desarrollo, pero tengo noticia de que el Gobierno de Aragón se encuentra elaborando un plan específico para ese tipo de poblaciones.

Después de todo lo que hemos hablado, ¿cómo se siente a la hora de hacer política?

Hoy por hoy soy optimista y trabajo para que todas las necesidades de la Ribagorza sean atendidas, entre ellas aquellas de las que hemos hablado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.