Y A MÍ ME LO PREGUNTAS 

0
134

COLABORACIÓN || Bárbara Armstrong 

 

Necesitas saberlo    

y a mí has ido a preguntarme 

qué es amar. 

 

¿Qué es amar 

sino un signo de interrogación 

al final de cada beso, 

una falsa sinalefa entre hiatos 

que no saben rimar? 

 

¿Qué sabré yo de amar 

                si aún pregunto a las margaritas? 

 

La primera lección 

fue un querer mañoso en mis padres, 

en el espionaje de sus abrazos 

aprendí la abnegación de mantel limpio, 

las costras cosidas a punto de cruz, 

amar incondicionalmente como condición 

para que la casa aguante. 

 

Amar 

en tiempos de varicela y rock and roll 

era imaginarme arrodillada en el bordillo 

llorando gasolina sobre tu curva, 

medir la magnitud del afecto 

en el trauma de tu ausencia. 

 

Y llegaron las migajas y los cuerpos 

y amar se hizo desnudos,  

vasija vacía, boca abierta. 

Amar fue, entonces 

reprimir los regüeldos 

y repetir mil veces la ahogadilla. 

 

Y llegaron San Valentines precipitados 

sobre un febrero en soledad 

y amar se pareció a drenar pantanos 

en busca de la sortija, 

amor como regateo y penicilina, 

como voto de conveniencia. 

 

Y amar  

tras la primera arruga, 

resignarse a costumbre y menudencia, 

imitar la forma de cocinar de mi madre 

y observar el fatuo incendio 

borracha en la bañera. 

 

¿Qué es amar? 

Interrogas, 

colando tus dedos noveles en mi herida. 

 

¿Qué significa amar? 

Hoy te lo pregunto. 

 

Quizá amar no sea más que 

acariciar al animal a contrapelo, 

comer mientras nos dure el hambre, 

enterrar nuestra basura en jardines 

que hemos pagado a medias. 

¿Qué es amar? 

Vuelves a preguntarme 

y sólo una respuesta encuentro aceptable: 

 

Yo, de amar, no sé nada. 

 

Campaña Sell Out

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.